Las tarjetas renovaron los planes de seis cuotas sin interés en el interior del país

En la Capital, las compras con tasa cero siguen limitadas a acuerdos puntuales entre bancos y comercios. Para financiarse con un plástico a más de 12 meses, se deben pagar tasas del 40% anual
El interior está sufriendo con más fuerza que la Capital la caída del consumo, que viene acentúandose desde agosto del año pasado. Es por eso que los bancos y las compañías de tarjetas de crédito han decidido la semana pasada continuar ofreciendo en las provincias los planes de pago de hasta seis cuotas sin interés que han eliminado de Capital Federal y del Conurbano a fines del año pasado.

En concreto, tanto Visa como Mastercard acordaron mantener al menos hasta el 30 de junio de este año los pagos de hasta seis cuotas sin intereses en todos los comercios adheridos que se encuentren en localidades con código postal igual o mayor a 1900. Con esta decisión, las compañías de tarjetas de crédito, en conjunto con los bancos, buscan incentivar el consumo en el interior del país, en donde las ventas minoristas han bajado entre un 30% y 40% el año pasado, dependiendo del rubro. Y es que la crisis que vive el sector agropecuario desde marzo del año pasado golpeó a algunas de las regiones del país que fueron las más prósperas entre 2004 y 2007.

De todos modos, tanto la incertidumbre económica como la tasa de inflación de dos dígitos que maneja la Argentina hacen que ni las empresas de tarjetas ni los comercios se animen a ofrecer financiación sin interés por más tiempo. De hecho, en enero de este año se eliminaron por completo los planes generalizados de 12 cuotas sin interés en todo el territorio nacional, que ya desde junio del año pasado se habían dejado de ofrecer en la práctica. Desde ese entonces, quien busque financiar sus comprar con plásticos a un año o más debe pagar tasas que llegan al 40% anual.

"Conseguir 24 cuotas sin interés, como sucedía unos años atrás, es hoy imposible. Ahora lo máximo que se financia está entre los 9 y los 12 meses, y para ello hay que recurrir a los convenios puntuales que hacen los bancos con los comercios", indicaron desde una importante compañía de tarjetas de crédito. Garbarino, por ejemplo, ofrece desde enero 9 cuotas sin interés y un 10% de descuento para los clientes de Santander Río. Esto implica una reducción del plan que ofrecían ambas empresas a fin del año pasado, cuando se podía obtener financiación de hasta 24 cuotas con la tarjeta del Santander. Mientras tanto, Frávega ofrece 10 cuotas sin interés con los plásticos del BBVA Banco Francés, y otras cadenas como Hiper Rodó y Ribeiro tienen planes similares con bancos como Itaú, Citi y Standard Bank.

Más descuento, menos cuota

Mientras tanto, en la región metropolitana la estrategia de las empresas de tarjetas y de los bancos para incentivar el consumo es diferente. Las seis cuotas sin interés masivas desaparecieron en noviembre del año pasado. Y ahora, las entidades negocian con los comercios minoristas para obtener fuertes tasas de descuento para sus clientes, más que planes de pago en cuotas. Así, el banco Santander Río sigue hace meses una promoción que ofrece rebajas del 20% para sus clientes en los locales de más de 60 primeras marcas los miércoles, al tiempo que el Banco Galicia hizo lo propio, con descuentos del 20% los días jueves.

Comentá la nota