Las tarjetas rebajan interés y amplían alcance

Las tarjetas rebajan interés y amplían alcance
Los bancos acordaron bajar del 35%/40% al 29%/32% anual las tasas para financiar saldos. Se podrá cargar combustible en cuotas.

En un intento por reactivar el nivel de consumo de la población en sectores claves de la economía, desde el Gobierno nacional se ha avanzado en dos direcciones gracias a la intervención del Banco Central y del Banco Nación: bajar las tasas de interés que las tarjetas de crédito cobran cuando financian los saldos deudores y que se permita otra vez cargar combustible con plásticos, algo que no se ve desde fines de 2007 en la mayoría de las estaciones de servicio del país.

En la actualidad, pagar el resumen de la tarjeta de una sola vez no es tan sencillo como hasta hace unos meses atrás. La inflación ha minado el nivel de ingresos reales de la gente y por ello, cada vez más gente decide pagar un porcentaje mínimo de las deudas del mes y diferir el resto hacia adelante con la posibilidad de pagarlo en cuotas.

Este mecanismo, llamado "revolving", tiene una sola contra: las tasas que cobran los bancos por utilizarlo han sido y siguen siendo muy elevadas.

Desde una importante compañía de tarjetas de crédito indicaron que en el último año el uso del revolving viene incrementándose.

"Desde hace unos años, el porcentaje de las compras que se financia con revolving estaba estancado en torno al 20%. Pero desde fines de 2008 ese porcentaje viene aumentado como consecuencia de la crisis y de la restricción de las cuotas, y está cerca del 25%", indicaron.

Teniendo en cuenta esta realidad, y con el objetivo de aliviar el peso de la deuda de las familias, el Banco Central (BCRA) se propuso en los últimos meses convencer a las entidades de que reduzcan las tasas del revolving. Y finalmente logró su objetivo: en el último mes, los principales bancos bajaron en al menos 5 puntos porcentuales los intereses que cobran por financiarse con tarjeta de crédito.

De hecho, ahora, las entidades tienen las tasas del revolving entre 29% y 32% anual, cuando un mes atrás se encontraban en entre el 35% y 40%.

El BCRA argumentó que en la actualidad, los spreads bancarios (es decir, la diferencia entre lo que las entidades pagan por un plazo fijo y lo que cobran por un préstamo) son demasiado altos y no están justificados. Sin embargo, en el actual escenario financiero donde prima la aversión al riesgo, no se espera que las nuevas tasas se mantengan por mucho tiempo.

Desde Visa afirmaron que la baja en las tasas es un tema eminentemente financiero y que no entra en el área de injerencia de las tarjetas sino en la política de cada entidad. "Cada banco fija su política particular sobre las tasas de financiamiento de las tarjetas, no nos compete a nosotros establecer o tocar los porcentuales", remarcaron desde Visa.

Cargan nafta en cuotas

Desde la prensa nacional se señaló que a partir de agosto se podrá cargar combustible pagando en cuotas usando la tarjeta Naranja del banco Galicia y Nativa del banco Nación. La noticia corrió como un reguero de pólvora, ya que implica que los automovilistas podrán pagar el combustible hasta en tres cuotas sin intereses, o hasta en seis en caso de aceptar el pago de un mínimo recargo.

Sin embargo, hasta esta última semana aún en la sucursal de Mendoza de la tarjeta Nativa del Banco Nación, no habían recibido el comunicado oficial ni el instructivo sobre el pago en cuotas el combustible en la provincia.

"No hemos recibido aún de Buenos Aires la información sobre la medida de dar vía el pago de tres cuotas para la compra de combustible en Mendoza. Lo que sí se mantiene hasta el 31 de diciembre es el arancel que le cobramos a los comercios que en el caso de las estaciones de servicio es de un 0,62%, uno de los más bajos en plaza ya que estamos un 50% menos de lo que fija el arancel por ley".

"Hasta el momento nuestros 83.000 clientes en Mendoza pueden utilizar su tarjeta para carga de combustible y el pago de esa compra nosotros como tarjeta se lo depositamos en los próximos 2 días hábiles a las estaciones de servicio", afirmó Rosana Storti, de tarjeta Nativa.

Sin embargo a nivel nacional la noticia generó revuelo, al punto tal que se sostiene que la venta de naftas y gasoil con tarjeta de crédito, que había prácticamente desaparecido de las estaciones de servicio durante los últimos años, retornará con fuerza en los próximos días.

Entre los emisores de plásticos, Tarjeta Naranja, la reciente adquisición de Banco Galicia -muy fuerte en el interior del país, donde tiene un 40% del mercado- fue precursora.Y para obtener la aprobación de los dueños de estaciones, el banco cobrará un 0,62% del valor de la operación y reducirá el tiempo de acreditación del pago a 48 horas.

En iguales condiciones se suma tarjeta Nativa, con venta en cuotas sin interés, pago rápido a estaciones de servicio y reducción de comisiones.

Desde fines de 2007, cuando recrudeció el brote inflacionario en el país, se cortó toda posibilidad de financiar la compra de combustibles.

Comentá la nota