Tarjetas para alimentos en medio de la campaña

Tarjetas para alimentos en medio de la campaña
Ayer, en un acto presidido por la intendenta-candidata Graciela Rosso, se distribuyeron las primeras 350 tarjetas de 65 pesos mensuales para la compra de alimentos.
A poco más de un mes de las elecciones, el gobierno local dio rienda suelta a lo que se esboza como la estrategia de la campaña electoral: todos los recursos del Estado cimentando las candidaturas oficiales.

En un escenario en el que todo se confunde con todo, la intendenta y candidata testimonial a concejal Graciela Rosso encabezó un acto, ayer a la mañana en la Sociedad Italiana, en el que se entregaron las primeras 350 tarjetas alimentarias, sobre un total de 750 a distribuir en todo el partido.

Se trata de un beneficio para personas de bajos recursos que con ese plástico estatal podrán adquirir hasta 65 pesos de alimentos por mes, en los supermercados adheridos.

Según lo subrayado en el acto "es una tarjeta que se pensó para distribuir en el conurbano, pero la intendenta Rosso consiguió que el beneficio llegue a Luján".

Sentados en incómodas sillas plásticas, más de doscientos vecinos seleccionados por el municipio para recibir la tarjeta del Ministerio de Desarrollo Social esperaron una hora y media hasta que las autoridades irrumpieron en el amplio salón principal.

En una breve ceremonia, hablaron la subsecretaria de Políticas Alimentarias del Ministerio de Alicia Kirchner, Liliana Periotti, y la jefa comunal Graciela Rosso.

Luego de halagar a Rosso, como extraída de un libro de Jorge Bucay, la funcionaria nacional expresó: "Necesitamos que esto que les entregamos lo administren y compren los mejores alimentos que sirvan para ese espacio que es la comensalidad (sic) familiar. No alimenta solamente un buen plato de comida. Es importante. Pero lo que más alimenta es el espacio que compartimos. El vernos cara a cara, escucharnos qué nos pasa, el reírnos o el llorar. Pero siempre desde ese espacio que es la familia, el respeto por el otro y el amor que nos tenemos".

"Lo que hoy iniciamos con ustedes no es sólo entregar dinero para comprar alimentos. Es también volvernos a encontrar las familias para que nos alimentemos no sólo de un buen plato de comida, sino desde el corazón, con nuestra virtudes y nuestros defectos. Pero ¿saben qué? Con el amor, que siempre está en el núcleo familiar. De esta manera veremos crecer a Luján. Y si crece Luján, crece el país", filosofó Periotti.

Por su parte, Rosso dijo que "la alimentación es un derecho básico que se debe garantizar y trabajé desde los comienzos en la ley que instrumenta este plan. Por eso hoy, instrumentarlo en Luján es un logro muy importante".

"Durante mucho tiempo se decidía qué comían y por qué y muchas veces esos alimentos que se entregaban ni siquiera eran consumidos porque se repartían alimentos en zonas que no estaban acostumbradas a consumirlo. Hoy con esta tarjeta podrán comprar los alimentos que ustedes quieran", dijo Rosso.

"Tenemos que poder comer cada uno en su casa con su familia, como siempre fue y debió haber sido. Hubo circunstancias que nos llevaron a tener que crear comedores, pero no más de eso. Cada uno tiene que tener su familia, su casa. Y en ese lugar los chicos tienen que ver qué cocinamos", expresó Rosso.

Según la intendenta y candidata a concejal, "para nosotros esto no es dar sólo dinero o una tarjeta. Es que todos juntos trabajemos para estar mejor. Y no es lo único que haremos y hacemos".

"Acá no importa a quién apoye políticamente cada uno –agregó-. Acá no se reparte nada porque estén políticamente con nosotros. Acá se hacen políticas para que los derechos sean una realidad, pero para todos".

Culminados los aplausos, los presentes se agolparon en las mesas que se colocaron para la distribución de las tarjetas.

Eran 100, dan 65

La tarjeta alimentaria es un sistema que reemplaza a la tradicional entrega de bolsones alimentarios y que beneficiará –según datos oficiales- a más de 750 mil familias de bajos recursos de la provincia de Buenos Aires. En Luján se dijo que el tope de gasto mensual es de 65 pesos. En su lanzamiento oficial se indicaba que la tarjeta era de 100 pesos y ese monto se recarga automáticamente cada mes. Con ella se pueden adquirir alimentos pero no bebidas alcohólicas.

Un dato más: la última estimación del INDEC señalaba que la Canasta Básica Alimentaria costaba 444 pesos.

Comentá la nota