Las tarjetas, garrocha para un salto inesperado del consumo navideño

Con un repunte del 15 por ciento en el uso de tarjetas en las cajas de los comercios, en el sector privado brindaron por una explosión de ventas "de último momento". En la Federación Económica de Corrientes destacaron el aporte de los sueldos de la actividad privada y las Asignaciones Universales.
Las ventas de Navidad experimentaron un crecimiento en los rubros vinculados a la mesa.

EL DATO

"La actividad privada del interior fue una salvedad a los malos pronósticos con un aporte muy fuerte que se reflejó en el trabajo", destacó Tabacchi ayer.

El dinero plástico encendió las luces de las cajas registradoras en los comercios, en una Navidad plagada de malos pronósticos pero que supo ser sorpresa con las ventas en los rubros vinculados con los festejos. Las góndolas de alimentos y bebidas, así como los juguetes, fueron el principal motivo de alegría en la actividad privada minorista de la provincia según estimó ayer el titular de la Federación Económica de Corrientes (FEC), Gustavo Tabacchi, quien aseguró que el comportamiento de los consumidores se fijó en dos aspectos: una alta utilización de tarjetas y compras de último momento que permitieron "una sorpresa".

"Sorprendió, los comentarios desalntadores que había al final fueron una forma de alarmar nada mas, porque se notó una compra de último momento que permite dar tranquilidad al sector privado", resumió en contacto con El Litoral el presidente de la FEC, Gustavo Tabacchi, donde trazan una perspectiva alentadora para el próximo festejo, de año nuevo.

La receta para poner en movimiento las cajas recaudadoras de los comercios esta vez fueron las tarjetas de crédito y débito. El titular de la central empresarial explicó que el impacto del plástico en esta Navidad fue muy superior a lo habitual.

"Si habitualmente el índice de ventas con tarjetas es del 15 por ciento, en esta oportunidad fue del 30 por ciento estimativamente; se utilizó mucha tarjeta, aunque el efectivo siga siendo el de mayor impacto", señaló Tabacchi.

"Fue bueno el ritmo de las ventas, genera una expectativa de que la tendencia va a continuar en año nuevo y se notó en toda la provincia, donde los supermercados trabajaron muy bien, mejor de lo que se esperaba al igual que en el rubro juguetería", detalló el dirigente. Al mismo tiempo, sostuvo que "tuvimos un buen indicio el 8 de diciembre, con las ventas para el arbolito y un inicio de temporada navideña que permitió alentar expectativas, pero que después no se tradujeron en las perspectivas por los salarios".

Sin embargo, los pronósticos desalentadores se revirtieron. "La sorpresa surgió cuando se notó esa compra de último momento, repuntando las ventas más de lo esperado después de la incertidumbre", indicó Tabacchi quien justificó principalmente en dos aspectos el vuelco de los consumidores a los comercios.

"Por una lado se notó que fue al consumo el dinero del sector público, con una gran ayuda de las Asignaciones Universales que pagó la Nación y por otro lado el sector privado hizo un aporte muy fuerte", precisó el titular de la FEC, que destacó que los empresarios "pagaron en la mayoría de los casos, el sueldo de diciembre junto con el aguinaldo a los empleados".

Los artículos de la canasta alimenticia, con el bonus de los comestibles navideños, se estima, serán nuevamente los catalizadores de un alza en el consumo a partir de los próximos días, de cara a los festejos del año nuevo, el último mojón de 2009 para el recorrido de los comercios. Para eso, el Gobierno provincial y la Municipalidad, desde el lunes volcarán a la calle nuevas remesas de dinero destinado a los salarios.

Comentá la nota