"La tarjeta del SUBE no es una entrada para la cancha"

"La tarjeta del SUBE no es una entrada para la cancha"
El secretario replicó una nota que reflejaba que la entrega de tarjetas magnéticas no fue un "éxito de taquilla". El funcionario pidió tiempo.
El anuncio fue apurado el viernes pasado sin tener ni siquiera las licitaciones definidas. El objetivo fue mostrar algo a una semana de las elecciones. Así salieron a la calle unas 15.000 tarjetas magnéticas de las 50.000 totales, que la Secretaría de Transporte prevé repartir por la implementación del Sistema Único de Boleto Electrónico.

Sin embargo, para el responsable del proyecto el SUBE "ya está implementado". Ricardo Jaime no coincidió con el titular de Crítica de la Argentina que reflejaba que la entrega de tarjetas no fue un "éxito de taquilla". Para Jaime "el proceso se puso en marcha en 90 días" tal como se anunció.

En declaraciones a Radio Mitre, el secretario aseguró: "Yo les digo a esta gente, no es que uno va a comprar entradas para la cancha, se trata de una tarjeta que es nominada".

Con actitud pedagógica, Jaime explicó que el solicitante debe dar sus datos personales, como nombre, edad y sexo, lo que lleva más tiempo de procesamiento de información. Aunque para el funcionario el sistema está implementado, por ahora el SUBE sólo permite viajar en dos líneas de trenes (Urquiza y Belgrano Norte), en subtes y Premetro y en seis líneas de colectivos (5, 8, 50,101, 61 y 62).

Para José Antonio Santoli, director del Grupo Dota, empresa que administra cinco líneas de colectivos que operan con Monedero, el SUBE deberá ser dual por mucho más tiempo; de lo contrario, la gente no va a tener cómo viajar. "Por más pases electrónicos que se entreguen, el 60% de los pasajeros de todo el sistema no van a usarlos. Es un tema cultural, la gente de menor poder adquisitivo no va a andar por ahí con una tarjeta cargada de dinero. Además, no todos tienen $ 20 para adelantarlos en pasajes", opinó el empresario.

Jaime lo ve diferente. Según su optimismo, "vamos hacia un SUBE que va a permitir viajar con una única tarjeta en cualquier medio de transporte del área metropolitana". Sobre los plazos de ejecución y las 35.000 tarjetas que quedan pendientes de distribución, dijo: "Necesitamos el tiempo necesario para compatibilizar algunos de los sistemas existentes con el SUBE".

Al cierre del diálogo con Radio Mitre, Jaime destacó el plan como un éxito de gestión. "Es algo que nadie pudo instalar en Capital y menos en el área metropolitana, pese a que se lo anunció durante muchísimos años", concluyó y retornó a las acciones de campaña que pide Néstor Kirchner.

Comentá la nota