La tarjeta recargable, recién a mediados de año (o más tarde).

Si bien todo parece indicar que el nuevo modelo prestacional del transporte público de pasajeros comenzaría a funcionar a principios del mes que viene, aún no se sabe a ciencia cierta cuándo comenzará a operar el sistema de pago con tarjetas recargables.
Según explicó en Frente a Cano el gerente de Tarjebus, Horacio Mulvihill, desde el punto de vista operativo, la adaptación de los micros llevaría entre cuatro y siete meses.

“La provisión de los equipos de hardware que se utilizarán variaría entre los 90 y los 180 días, dependiendo del tipo de sistema que elija el municipio”, indicó y sostuvo luego que a ello hay que agregarle entre 30 y 45 días, que sería el plazo que demandaría la instalación de las máquinas en los micros.

Comentá la nota