Tarjebus retiraría hoy sus máquinas de los colectivos

Para continuar prestando el servicio, la firma espera que le aseguren la cobertura de sus gastos en los próximos meses. También reclama 700 mil pesos a la comuna.
Con la intención de cubrir sus responsabilidades por lo que pueda generar el quite de las máquinas lectoras de tarjetas magnéticas de los colectivos, Olga Pérez y Néstor Rosas Denis, titular y jefe de cómputos, respectivamente, de la empresa Tarjebus, anunciaron ayer a un grupo de concejales que hoy abandonarían el servicio, a raíz de las pérdidas de dinero que les genera una ecuación de balance negativo.

Pérez insistió con que la comuna debe hacerse cargo de una deuda que tiene la empresa del orden de los 700 mil pesos, según las últimas cuentas.

Según la firma, este pasivo es exigido a la Municipalidad en razón del convenio firmado en febrero pasado, por el que las compañías de colectivos se comprometieron a pagar el tres por ciento de la recaudación bruta, mientras que la comuna le aseguró a Tarjebus la financiación del resto de los gastos.

Siempre de acuerdo con la firma, los gastos son equivalentes al 7,5 de la recaudación, por lo que el municipio debería hacerse cargo de la diferencia del 4,5 por ciento.

En contraposición, Pérez admitió en la reunión con los concejales que el Ejecutivo le había indicado a Tarjebus que reduzca algunos costos, por ejemplo, en personal y en el porcentaje de ganancia que les queda a los kiosqueros, pasando del dos por ciento de las ventas al uno por ciento.

La empresaria afirmó que estas modificaciones resultaron impracticables y que la deuda que se generó está debidamente documentada y tiene que ser reconocida.

"Me voy de la reunión convencida de que hemos puesto en conocimiento a los concejales de las dificultades y de todo lo que se avecina para salvar un poco nuestras responsabilidades. Debemos dar un corte a esta situación, porque de seguir prestando el servicio nos vamos endeudar cada vez más. Le estamos diciendo cuáles son las siguientes medidas a adoptar y lo han entendido", expresó Pérez.

En tal sentido, sostuvo, de manera tajante, que "no hay más tiempo, por lo que tengo órdenes estrictas del directorio de tomar decisiones determinantes para no seguir con esto, porque día a día es más grande la deuda y nadie la reconoce".

La empresaria adelantó que, a pedido de los ediles, enviarán al CD una copia del convenio firmado, en febrero, con la comuna.

Al ser consultada acerca de la postura adoptada, ante sus palabras, por los concejales oficialistas, Pérez dijo que "Juan Leiva --FPV-PJ, presidente del Comisión de Tránsito y Transporte del CD-- sostuvo que era razonable que, a tres meses de irnos, las empresas de colectivos tuvieran que aportar el 7,5 por ciento de la recaudación, para lograr una transición ordenada".

Leiva y el convenio

Sin embargo, luego de la reunión, el concejal Leiva reconoció que "me acuerdo del tres por ciento que deben pagar las empresas de colectivos pero no de la cláusula que está manifestando Tarjebus, respecto de que el municipio se comprometió a reconocer la deuda y los mayores costos".

El edil, quien ayer presidió la reunión con los representantes de Tarjebus, dijo que hablará con los funcionarios a cargo del intendente Cristian Breitenstein para ponerlos al tanto de lo conversado.

Cuando se le preguntó si el Ejecutivo tiene un plan para mantener el servicio de transporte público en funcionamiento, en el supuesto caso que Tarjebus retire las máquinas para cobrar los pasajes, Leiva señaló que "imagino que el Ejecutivo habrá tomado ya los recaudos, porque esto se podía producir".

"Tarjebus anunció que van a sostener el sistema hasta mañana (por hoy) y dijeron que ya se lo anunciaron a Plaza, empresa que, según habrían adelantado, no trabajaría cuando se le retiren las máquinas", manifestó Leiva.

El sistema, en riesgo

El edil radical Gerardo Veroli, integrante de la comisión de Tránsito y Transporte del CD, consideró que "corre riesgo el sistema de transporte".

"Tarjebus fue tajante, dijo que no seguirá prestando el servicio a partir de mañana (por hoy) y agregó algo que desconocíamos en el CD: la firma de un convenio entre ellos y la Municipalidad, en febrero pasado, por el que la comuna aseguró la sustentabilidad de la empresa", dijo Veroli.

El concejal señaló que si hubo un convenio firmado entre Tarjebus y el municipio, debió ser elevado al CD.

"Leiva desconocía el convenio o, al menos, su alcance. La idea es recibir el texto para saber a qué se comprometió la Municipalidad, porque desconocemos cuáles son sus alcances.

"Esto ha generado un defasaje de 700 mil pesos, por lo que la empresa anunció que se retira del sistema, sacando las máquinas de los micros", comentó Veroli.

Ordenanzas de taxis y remises

En la mañana de ayer, tras arduos meses de revisar y modificar las dos ordenanzas que regirán a los remises y taxis, concejales, trabajadores y empresarios de estos sistemas de transporte llegaron a un acuerdo, para que las normativas sean tratadas sin objeciones en el recinto en la sesión de hoy o en la de la semana que viene.

"Ya no se toca más el texto y eso quedó claro para todos los sectores. Se han solucionado algunos puntos, como, por ejemplo, el que tiene que ver con la inhabilitación como taxis y remises de los vehículos que no tengan cuatro puertas y baúl. Por ejemplo, los Fiat Uno, no entraría en las renovaciones. De todas las maneras, las unidades que están en circulación, no serán quitadas del sistema", dijo el concejal Juan Leiva.

De aprobarse la normativa, los remises podrán subir pasajeros frente a los locales nocturnos entre las 5 y las 7, de jueves a domingos, y los taxistas estarán habilitados a llevar publicidad para financiar sistemas de seguridad.

Comentá la nota