Tarifazo de Edelar. El menemismo advierte al gobierno

"La ciudadanía les ha puesto ya, un reflector gigantesco y los ha pillado infragantes", les dice a los funcionarios del Ejecutivo el dirigente menemista Carlos Santander, quien además se pregunta como es posible que la comisión integrada por los ministros Javier Tineo y Ricardo Guerra, y el secretario de la Gobernación, Luis Brizuela, no se diera cuenta de la diferencia entre el 16% de aumento autorizado y el 120% aplicado por Edelar.
Escribe Carlos Santander

La reacción de la ciudadanía frente al tarifazo escandaloso a la energía eléctrica, ha puesto de la nuca al gobierno, que ya no sabe a quien echar culpas, con tal de disimular las propias.

El ministro de Infraestructura, ingeniero Javier Tineo, uno de los tres integrantes de la comisión negociadora con EDELAR, junto con el ministro de Economía, contador Ricardo Guerra, y el secretario de Legal y Técnica, abogado Luis Brizuela, primero defendió el aumento de la tarifa eléctrica y, luego ante la reacción, tirò para todos lados.

A los ciudadanos y medios que criticaron la medida, los calificó de obscenos, a la empresa, de cometer errores en la aplicación del cuadro tarifario, al presidente del EUCOP, Omar Wassan, le pidió la renuncia luego de adjudicarle “el desajuste, falta de control y de laburo” en la aplicación del aumento en la tarifa.

Ahora ¿La comisión negociadora compuesta por un ingeniero, un contador y un abogado, no se dio cuenta de la diferencia entre el 16% autorizado y el 120% aplicado en la factura? ¿Es solo un error, una falta de control, o un asalto obsceno, impúdico al bolsillo de los ciudadanos de la provincia mas pobre del país?

Deliberadamente se eligió el fin de año, cuando se comenten todos los delitos oficiales, como la ley electoral fraudulenta, el presupuesto aprobado a libro cerrado, con los escandalosamente obscenos gastos reservados, entre otros tantos.

Van a tener que dar marcha atrás no solo en la tarifa eléctrica. Los funcionarios ya no pueden saquear en la oscuridad, ni disimularse con argumentos para giles. La ciudadanía les ha puesto ya, un reflector gigantesco y los ha pillado infragantes.

Comentá la nota