Tarifas. No habría nuevos aumentos en la luz, hasta después de las elecciones.

Para evitar nuevos conflictos como el ocurrido con Edelar en La Rioja durante diciembre y enero, el gobierno nacional rechazó autorizar nuevos incrementos pedidos por las empresas transportistas de la energía. Y no atenderá reclamos hasta después de los comicios de octubre. Aquí, está pendiente desde 2008 la aplicación de un incremento del orden del 13 por ciento, que el gobierno local frenó para no provocar mas reacciones.
Tras las protestas de los usuarios y los planteos judiciales que surgieron por el último aumento en La Rioja y en otros distritos del país, el gobierno nacional decidió archivar hasta nuevo aviso todas las revisiones tarifarias integrales (RTI) del sector eléctrico que iban a entrar en vigencia a partir de este mes.

La decisión adoptada por el ministerio de Planificación dejó a las distribuidoras Edenor, Edesur y Edelap y a las transportistas eléctricas que conducen el fluído hacia las distribuidoras del interior, sin las actualizaciones tarifarias que se habían pactado a mediados del año pasado.

Aunque no lo expresaron por escrito, la intención de los funcionarios es postergar la aprobación de las RTI hasta después de las elecciones de octubre.

Con la nueva prórroga, la administración kirchnerista se evita el costo político de aprobar otra suba en las facturas cuando aún no se acallaron los reclamos por el último ajuste que castigó con fuerza a los hogares.

En julio del año pasado, el gobierno nacional y las empresas eléctricas habían acordado que las demoradas RTI iban a empezar a regir en febrero de 2009.

Las RTI constituyen la parte medular de las renegociaciones contractuales que suscribieron los funcionarios y las privatizadas del sector eléctrico. Además de contener los planes de inversiones y la metas de calidad que tiene alcanzar el servicio, las RTI juegan un papel clave para las empresa y los usuarios porque establecen los nuevos cuadros que deben regir por un período de cinco años.

Para cumplir con los pasos administrativos, en los últimos días de setiembre el ENRE (Ente Nacional de Regulación de la Electricidad) sacó una resolución por la cual las distribuidoras y las transportistas tenían plazo hasta los primeros días diciembre para presentar los programas quinquenales de obras y los nuevos esquemas tarifarios que iban a regir hasta el año 2014.

Las escasas esperanzas que tenían las distribuidoras en una pronta aprobación de la RTI quedaron en camino en la última semana. Ante una consulta verbal, desde la cartera de Planificación les dijeron que se olviden del tema hasta el 2010.

La misma respuesta recibieron Transener y las transportistas regionales cuando fueron a consultar por sus RTI que están paralizadas en el ENRE.

Comentá la nota