Tarifas: habrá boletas nuevas con detalles de los subsidios

Llevarán en color rojo una leyenda especial y habrá un folleto explicativo.
Los usuarios residenciales que tengan medianos y altos consumos de electricidad y gas se toparán con una llamativa sorpresa cuando reciban las próximas facturas de esos servicios. Diagramada con letras de gran tamaño y de color rojo, una destacada leyenda cruzará las boletas de arriba a abajo indicando que se trata de un cliente que tiene el "consumo subsidiado" por el Estado nacional.

La inclusión del nuevo "sello" que identificará a los clientes hogareños que estarán transitoriamente exentos de los tarifazos de luz y gas fue una decisión que adoptó el Gobierno al aprobar las resoluciones que dieron marcha atrás con los polémicos aumentos que se venían aplicando desde fines de 2008.

Además de quedar "marcados", los usuarios del servicio eléctrico de la región metropolitana que consuman más de 1.000 kWh por bimestre recibirán un folleto con la información de cuánto pagan los usuarios de otras ciudades que tienen consumos similares.

El anexo informativo incluirá los valores que facturan las principales distribuidoras eléctricas del interior y los montos que cobran las empresas de Uruguay, Chile y Brasil que, en todos los casos, son más elevados que los precios que pagan los usuarios de la Capital y el Gran Buenos Aires.

Con estos elementos, el Gobierno apunta a hacer bien explícitos los subsidios que tuvo que reponer para los servicios de luz y gas y que, según los cálculos oficiales, representarán un costo fiscal de 493 millones de pesos.

Jaqueada por los reclamos de los usuarios residenciales, el avance de las demandas judiciales y el clima adverso en el Parlamento; la administración kirchnerista se vio obligada a ponerle un freno a los fuertes aumentos que había autorizado en los últimos meses del año pasado.

Si bien ya se estaban aplicando, las subas de hasta el 400% comenzaron a impactar a pleno a partir de mayo por los mayores niveles de consumos que se registraron por la llegada de la temporada invernal.

Para descomprimir la situación, el ministro de Planificación, Julio De Vido armó una salida transitoria que consiste en la suspensión total de los aumentos que estaban previstos para los consumos de los meses de junio y julio. Y una suspensión parcial del 70% de las subas se tenían que cobrar en el período agosto-setiembre.

Las resoluciones que se publicaron ayer establecen que los aumentos ya cobrados serán devueltos en las próximas boletas y que se refacturarán los consumos para los que aún no han pagado.

Comentá la nota