Tarifas de luz: disminuye el valor del castigo al exceso de consumo

Para los usuarios residenciales se reduce en un 50% el valor que se aplica para facturar los excedentes y en el caso de los pequeños productores rurales se elimina el Puree. Estas medidas rigen desde el 1º de abril y beneficiará a los consumidores de las distribuidoras y cooperativas que prestan el servicio eléctrico en el interior de la provincia.

El gobierno de Daniel Scioli decidió atenuar el impacto del aumento de la tarifa de electricidad vigente desde febrero, de la mano de una batería de medidas que incluye la eliminación de carga impositiva provincial y municipal sobre los recargos por mayor consumo, reducción de multas y la supresión del Programa de Uso Racional de la Energía Eléctrica (Puree) para los pequeños productores rurales, en un gesto de apoyo hacia el agro. La resolución -que pertenece al Ministerio de Infraestructura que conduce Cristina Alvarez Rodríguez-reglamenta el Puree y es aplicable a los consumos registrados a partir del 1º de abril para los usuarios de las empresas Eden, Edes, Edea y de las 200 cooperativas del interior bonaerense, entre ellas la Celp (Cooperativa Eléctrica Limitada de Pergamino). No alcanza, en cambio, a los de la empresa Edelap, bajo la órbita nacional. El lunes por la noche, fuentes de la cartera de Infraestructura confirmaron que la resolución es del 8 de abril pasado y que contempla "una rebaja de 50% en los castigos por exceso de consumo para todos" los usuarios, y que en el caso de "los pequeños productores rurales se elimina el Puree y no se aplican los impuestos que gravan la energía".

Según lo informado se reducirá a 0,5 el valor del cargo adicional para cada Kw de mayor consumo, por lo que las penalidades representarán la mitad del valor que regía hasta el momento para todas las categorías tarifarias. En paralelo, se decidió eliminar la aplicación del Puree a la tarifa rural de pequeños productores, aunque se aclara que sólo recibirán beneficios o bonificaciones aquellos usuarios del sector que cumplan con los ahorros requeridos por el programa. En enero pasado, la readecuación tarifaria autorizada por el Gobierno nacional -con denunciadas subas de hasta 400% en el distrito-disparó fuerte malestar entre usuarios y organizaciones de defensa del consumidor. En esa oportunidad, Scioli desembarcó en la Ciudad de Buenos Aires para negociar con el ministro de Planificación, Julio de Vido, un menor impacto del aumento tarifario en la provincia, con el sector rural -castigado por la sequía como tema central. Ahora, en la resolución también se solicita a los distribuidores de energía que efectúen una consulta vinculante a la Afip para determinar si es factible eliminar el IVA sobre esas multas.

Las medidas

Los cambios en el Puree rigen desde el pasado 1º de abril y beneficiarán a todos los usuarios de las distribuidoras y cooperativas que prestan el servicio de energía eléctrica en el interior de la provincia. El conjunto de medidas- que fue instrumentado por medio una resolución del Ministerio de Infraestructura-establece las siguientes modificaciones: se suprimen los gravámenes y las tasas provinciales que estaban vigentes sobre los recargos tarifarios del Puree. A partir de ahora, las penalidades que pagarán los usuarios que no cumplan con las pautas de ahorro tendrán una rebaja del 15,5%. Es por la eliminación de las alícuotas del 5,5% de la ley 7.290 y del 10% del fondo de grandes obras eléctricas.Para los usuarios residenciales, se reduce en un 50% el valor tarifario que se aplica para facturar los castigos que surgen de los consumos excedentes. Actualmente, la tarifa por la energía excedente es casi cuatro veces superior al valor normal del Kw/h. Con este cambio, ahora el recargo tarifario llegará al doble de la tarifa normal. A los pequeños productores y usuarios del sector rural se les elimina el Puree en forma total. En el caso de los grandes y medianos clientes, se flexibilizan las condiciones para que los comercios y las industrias puedan recategorizarse y evitar las multas por mayores consumos. Para las industrias, se cambia el 2003 por el 2006 como "año-base" de comparación para la aplicación de los castigos. Las medidas de alivio tarifario que tomó Scioli tendrán un doble impacto. Por el lado de los usuarios, los efectos serán variables de acuerdo con el grado de cumplimiento de las pautas de ahorro que impone el Puree. Por el lado de la recaudación que aportan los castigos, los funcionarios calculan que habrá una baja del 70% que llevará los ingresos actuales de la provincia de $ 25 millones anuales a $ 8 millones. (Fuente Clarín)

Comentá la nota