Tarifas 2019: qué pasará con los aumentos de agua durante el próximo año

Tarifas 2019: qué pasará con los aumentos de agua durante el próximo año

Una vez alcanzada el 100% de la cobertura financiera, las próximas subas deberían corresponder sólo a los incrementos por inflación

Durante este año, con una inflación acumulada de 39,5% a octubre y una suba del dólar por encima del 100%, los aumentos de las tarifas impactaron fuertemente en el bolsillo de los consumidores y, en algunos casos, debieron modifica el camino de aumentos previstos y el peso que aun tienen los subsidios. ¿Qué se puede esperar para el próximo año? En el caso del servicios de agua y saneamiento, se está muy cerca del punto de "sostenibilidad financiera" en el área de cobertura de la ciudad de Buenos Aires y el conurbano.

Según un informe de la Defensoría del Usuario del Ente Regulador de Agua y Saneamiento (ERAS), que abarca la zona de cobertura de la empresa Aysa en la ciudad de Buenos Aries y 26 municipios del conurbano, durante el próximo año la cobertura financiera de los costos operativos (Opex) y los gastos de mejora y mantenimiento (M&M) con el ingreso tarifario llegará al 89% del total. 

 En 2019 los ingresos tarifarios cubrirán el 94% de los costos operativos, más un 3% que se sumará por los aportes de los Gobiernos de la provincia y de la ciudad de Buenos Aires

"Todavía la cobertura financiera de los gastos operativos y de mejora y mantenimiento no están cubiertas. Con los nuevos aumentos se va a cubrir un 89% de ambos. La cobertura se fue dando progresivamente y en 2020 está previsto que llegue al 100%", explicó Ana Carolina Herrero, defensora del Usuario del ERAS.

Pero desde la empresa Aysa aseguran que ese punto está todavía más cerca de ser alcanzado. Destacaron que en 2019 los ingresos tarifarios cubrirán el 94% de los costos operativos, más un 3% que se sumará por los aportes de los Gobiernos de la provincia y de la ciudad de Buenos Aires para cubrir la tarifa social. Ese monto está estimado en $ 900 millones que dejarán de salir de Aysa.

Impacto de los subsidios en las tarifas de agua

Una vez alcanzada el 100% de la cobertura financiera, los aumentos en los próximos años deberían corresponder solo a los incrementos por inflación. Es decir, ya no habría incrementos por recomposición tarifaria.

En 2015, la cobertura financiera de costos operativos y gastos de mantenimiento con el ingreso por tarifas era del 41%. En los últimos años fue subiendo progresivamente: pasó a 77% en 2016, 85% en 2017 y 83% en 2018.

 Los aumentos para la tarifa de agua y saneamiento durante 2019 serán de 17% a partir de enero y de 27% a partir de mayo

Los aumentos para la tarifa de agua y saneamiento durante 2019 serán de 17% a partir de enero y de 27% a partir de mayo. Al ser acumulativos, representan una suba total en el año de 48,5%. "Las propuestas tarifarias son anuales, con lo cual no debería haber otros aumentos. De hecho, es algo que siempre se respetó. Después pueden haber quedado desfasadas con respecto a la inflación, pero la propuesta tarifaria anual contempla solo esos dos aumentos", explicó Herrero.

La tarifa promedio del servicio de agua y cloacas para usuarios residenciales pasará de $951 a $1.113 en enero y $1.413 en mayo (bimestrales, con impuestos). A partir del año que viene, además, la facturación se realizará en cuotas mensuales y no por bimestre.

La empresa avanza hacia un sistema de facturación por el consumo real (Télam)

"La propuesta tarifaria para 2018 había previsto un 15% de inflación. Ahora se está tratando de recuperar el porcentaje que quedó desfasado y contemplar la inflación que viene", señaló Herrero, que advirtió que la empresa no tiene subsidio del Estado nacional desde 2017. El pico máximo de subsidio que recibió del Tesoro fue para cubrir 70% de los gastos del total del total en 2013, recordó.

"En 2018 se previó un aumento de 15% por inflación y 26% por recomposición tarifaria. El 17% de aumento previsto para enero de 2019 es para compensar ese 15% del año pasado que quedó muy desfasado", indicaron desde la empresa. Si las variables económicas —dólar e inflación— se mantienen sin grandes sobresaltos, los próximos aumentos de la empresa deberían ir de mayo a mayo.

Cambios en la facturación

El régimen tarifario se rigió históricamente por una facturación por superficie de los inmuebles. Pero desde el año pasado, la empresa avanza hacia un sistema vinculado al volumen de los consumos reales, lo que incentiva el uso racional del agua. 

Desde 2016, además, se produjo un cambio en el régimen de subsidios. "Antes se subsidiaba la oderta indiscriminadamente, sin importar zona ni ingreso del consumidor. Hoy hay un subsidio focalizado. Ante la imposibilidad de pagar la tarifa, se puede solicitar tarifa social para usuarios residenciales o tarifa comunitaria par entidades como clubes de barrio", explicaron fuentes de la empresa.

Se pasó de 19.000 usuarios con tarifa social sobre un total de 3,5 millones en el año 2016 a 375.000 beneficiarios actuales.

Coment� la nota