¿La tarifa no iba a tender a la baja?

¿La tarifa no iba a tender a la baja?
El último viernes, representantes de las empresas que operan el servicio del transporte público de la ciudad (Rastreador Fournier y Plaza) se presentaron en el Concejo Deliberante y aseguraron que, por los costos del sistema, el boleto debería ubicarse en $2,47.
Al respecto, el contador Adrián Schagrodsky, desde el área de costos de la firma bahiense, comentó en Frente a Cano que, más allá del incremento de los insumos que se dio a nivel nacional, existieron otras variantes propias del servicio a nivel local que llevaron a este aumento en el cálculo.

Según explicó, debido a los cambios en las trazas y a la necesidad de las empresas de incorporar más unidades que las previstas en el pliego para cumplir las frecuencias, la relación pasajero/km recorrido es inferior a la prevista.

“Estamos trasladando la misma cantidad de pasajeros que durante el viejo sistema, pero recorremos un 25% de kilómetros más que lo establecido”, informó.

En el mismo sentido, aclaró que “no se está cumpliendo la previsión de la municipalidad. Hasta la actualidad, este sistema no tiende a la baja de la tarifa”, agregó.

Finalmente, comentó que a diferencia de Mayo, que retiró 8 unidades, Rastreador Fournier tuvo que incorporar más colectivos para cumplir con las frecuencias. “En el pliego estaba previsto que la empresa funcionase con 38 coches, pero tuvimos que agregar siete para brindar un buen servicio”, concluyó.

Comentá la nota