Tarifa solidaria: ya se piden 75 bajas por día

Es por temor al escrache o acciones penales. La suspensión de 6.294 beneficios permitirá un ahorro anual de $ 1,4 millón.
Apenas este diario reveló que la Provincia divulgará el listado de beneficiarios irregulares del Programa Tarifa Solidaria, además de la posibilidad de accionar ante la Justicia, alrededor de 300 personas se presentaron voluntariamente la semana pasada para pedir la baja del beneficio.

La secretaria de Promoción y Desarrollo Humano de la Provincia, Alejandra Torres, reveló que, desde el martes pasado, "75 personas por día se han acercado voluntariamente a las oficinas del Ersep y de la Secretaría para darse de baja". La funcionaria destacó el valor del cruzamiento de datos para detectar lo que calificó como "verdaderas estafas para el Estado".

Además, aclaró que esos trámites "no inhibirán a la Provincia de aplicar las medidas administrativas y judiciales en los casos que corresponda". La oficina a su cargo tiene en la mira a 8.394 beneficiarios irregulares de la tarifa social (9,3 por ciento del padrón total), de los cuales, 6.294 ya han sido dados de baja en forma preventiva.

Ahorro. La medida representa un ahorro de 1,4 millón de pesos hasta fin de año, a lo que se suman 700 mil pesos de pagos retroactivos –entre octubre y marzo pasados– que impulsará la Empresa Provincial de Energía (Epec). En la actualidad, el programa de tarifa solidaria cuenta con 90 mil beneficiarios. Mantenerlo implica una erogación mensual de 2,6 millones de pesos.

"Si bien se ha incrementado mucho el pedido de tarifa solidaria, también es impresionante la cantidad de gente que ha llamado para pedir la baja. Se ha provocado un shock interesante, en particular por la amenaza del escrache", indicó Torres a La Voz del Interior .

El 75 por ciento de los casos bajo sospecha involucra a grupos familiares con ingresos por encima de la línea de la pobreza (980 pesos). Entre otros, se destacan una jubilada con haberes por 18 mil pesos y empleados de empresas con nivel gerencial. La Provincia divulgará esta semana el listado de beneficiarios suspendidos, al tiempo que mantiene bajo el programa a 2.100 personas que, se presume, experimentaron una variación en la conformación del grupo familiar, por lo que serán visitadas por un trabajador social.

Para depurar el padrón, la Provincia cruzó datos a través del Sistema de Identificación Nacional Tributario y Social (Sintys), que permite acceder al Registro Nacional de las Personas (para verificar fallecidos) y a la Anses. Otras fuentes incorporadas son el Registro de Propiedad del Automotor, la Caja de Jubilaciones y Pensiones, la Municipalidad de Córdoba y otras comunas del interior.

Bajo sospecha

6.294 beneficiarios han sido suspendidos luego de un profundo cruce de datos.

75 personas se han presentado por día para pedir, en forma voluntaria, su baja de la tarifa social.

Comentá la nota