La tarifa social energética llega apenas a 1.103 familias

El subsidio estatal a la energía alcanza a poca gente. Mientras tanto, EDECAT dice que son 25 mil los ´colgados´. Muchos requisitos y poca inclusión.
La muerte de Dalila, la beba de 9 meses, cuya vida se extinguió en las llamas provocadas por un cortocircuito de una conexión clandestina puso al desnudo el desamparo en el que viven los que menos tienen. Y dejó al descubierto las falencias de un Estado que no logra aliviar las carencias.

Resulta difícil comprender que el padrón de usuarios beneficiarios de la tarifa social eléctrica -según datos de EDECAT- sea de sólo 1.103 familias, mientras que se cuentan de a decenas de miles los catamarqueños que reciben algún tipo de ayuda social del Estado. Basta mencionar, por caso, que hay 10 mil beneficiarios de planes provinciales o que son 6 mil los jefes de hogar que reciben la ayuda nacional. O que -como informó recientemente Desarrollo Social- son 29.400 las familias catamarqueñas que reciben asistencia alimentaria a través del Programa Pro Familia.

Con esos números, la existencia de poco más de mil usuarios cuyo consumo eléctrico -no superior a los 300 kw bimestrales-es subsidiado por el Estado parece, por lo menos, insignificante. Se trata de apenas del 1,16% del padrón de 95 mil usuarios que pagan la tarifa a EDECAT. Y contrasta severamente con los 25 mil ´colgados´ al sistema energético que acusa la empresa.

Llama la atención que mientras sólo el 1,16% de los usuarios de EDECAT están incluidos en la tarifa social; a fines de 2008, el Estado subsidiaba al 20% de los usuarios de Aguas de Catamarca, según había admitido en su momento el ministro de Obras y Servicios Públicos, Juan Acuña.

El dramático final de Dalila y la existencia de 25 mil colgados al sistema energético ponen en evidencia que la Tarifa de Inclusión Social (TIS) debería llegar a mucha más gente de la que actualmente la recibe. Y el hecho de que no sean muchas las familias que han accedido a ella se explica por los requisitos que deben cumplir para quedar incluidos en el padrón.

Según precisaron desde EDECAT, para que el Estado subsidie la energía a una familia el demandante debe figurar en los padrones del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia como beneficiario de alguno de los planes sociales, nacionales o provinciales; o ser jubilado conel haber mínimo. Además les exigen presentar un certificado de negatividad de ANSES de todos los miembros de la familia mayores de edad. A esto se suma un tercer requisito: presentar copia de la última factura del servicio energético. Esta exigencia, claro, excluye del subsidio a todo el universo de colgados.

Flexibilizar los requisitos

Desde el Ente Regulador de los Servicios Públicos (ENRE) admitieron la necesidad de flexibilizar de manera urgente los requisitos para que más gente pueda incorporarse al padrón de la Tarifa de Inclusión Social.

Entre las condiciones a flexibilizar, consideraron prioritario modificar las exigencias, de manera que los ´colgados´ puedan ser subsidiados por el Estado. "Si no, los que menos tienen quedan también marginados de este subsidio", razonaban desde el ente de control.

Aunque el ENRE participa en el proceso porque controla que se cumplan los requisitos exigidos para acceder a la tarifa social, en última instancia, es el Ministerio de Obras y Servicios Públicos el que define quién se beneficia y quién no.

"Son tantos los requisitos que más que ayudar a la gente, parece que el Estado se preocupa por cuidar su propio bolsillo", señalaba otra de las fuentes consultadas. Para ser incluida en la tarifa social, una persona debe estar legalmente conectada al sistema eléctrico, ser beneficiario de un plan social o contar la jubilación mínima y que ningún otro miembro de su familia figure como activo en ANSES.

Cuando la ayuda no alcanza

Sólo el 1,16% de los 95 mil usuarios de EDECAT fueron incluidos en la tarifa social

En cambio, son 10 mil los beneficiarios de planes provinciales y casi 30 mil las familias que reciben la ayuda alimentaria del Programa Pro-Familia.

Según EDECAT son 25 mil los colgados al sistema eléctrico.

A fines de 2008, el ministro Juan Acuña admitía que el 20% de los usuarios de Aguas de Catamarca era subsidiado por el Estado: unas 11 mil familias.

Comentá la nota