Los tareferos retomaron ayer los cortes de ruta en Oberá

En la rotonda de acceso. No se produjeron largas filas de automóviles porque Gendarmería alertó sobre el bloqueo varios metros antes del piquete.

OBERÁ. Momentos de tensión y airadas quejas de automovilistas y transportistas se registraron ayer durante los cortes de ruta efectuados por tareferos en reclamo de un subsidio interzafra.

La anunciada medida de fuerza se concretó a ambos lados de la rotonda del kilómetro 8, sobre la ruta Nacional 14, en el acceso a esta localidad. En tanto que hoy intensificarían la medida, según confirmaron los voceros del grupo.

Los tareferos reclaman el subsidio interzafra prometido por el Gobierno de la provincia a finales del año pasado y una mejor asistencia alimenticia, ya que hubo varias quejas por el reparto de la mercadería entregada el sábado.

El reclamo se multiplicó ya que aseguran que no existe un registro actualizado de quiénes son realmente peones rurales, lo que produce un desmanejo de los módulos alimentarios.

Ante este panorama, un centenar de tareferos decidió cortar ayer nuevamente la arteria nacional y la medida generó reacciones violentas de más de un conductor.

Casi una tragedia

Minutos después de las 17, con la apoyatura del Escuadrón 9 de Gendarmería Nacional, los manifestantes cortaron ambos lados de la rotonda del kilómetro 8, por lapsos de una hora con 15 minutos de circulación.

No se produjeron largas aglomeraciones de vehículos ya que los uniformados alertaban del bloqueo varios metros antes. De todas formas, en las calles colectoras se produjeron un par de incidentes que casi terminaron en tragedia, cuando conductores desaprensivos embistieron a los manifestantes.

En uno de ellos, un camión estuvo a centímetros de embestir a una mujer, y en otro una camioneta les pasó rozando a varios jóvenes.

“Nosotros entendemos el malestar de la gente, pero no que nos quieran atropellar. Con eso sólo buscan que reaccionemos. Pero nosotros estamos tranquilos”, indicó Jorge Quintana.

Además, adelantó que a partir de hoy los cortes serían de tres horas. “Nos vamos a quedar al borde de la ruta hasta que el Gobierno cumpla con el subsidio, porque acá estamos todos en negro y tenemos familia que mantener”, subrayó.

Por su parte, Raúl Zabala, secretario de Desarrollo Humano de esta ciudad, explicó que “el municipio no está en condiciones de asistir y desde la Provincia nos dijeron que la ayuda para este mes está agotada, que no pueden mandar un camión cada semana”.

El funcionario consideró que la solución pasa por un registro serio, ya que “mucha gente manifestó que trabaja en la tarefa pero el sábado no recibió la mercadería”.

Por lo menos en los últimos ocho años, los peones rurales de la zona centro han salido a la ruta a reclamar asistencia en las etapas del año en que quedan sin trabajo: a comienzos del año y entre septiembre y octubre.

Comentá la nota