Tareferos exigen que el Gobierno provincial garantice 22 pesos para el precio del raído

Con la participación de 75 delegados de las zonas Norte y Centro, se llevó a cabo en Montecarlo la asamblea provincial de tareferos, donde se discutió acerca del incumplimiento de los fallos judiciales de la ANSeS, como así también el subsidio para la interzafra, los bajos salarios y las condiciones laborales.
En el marco de este encuentro, los trabajadores rurales exigieron que el Gobierno provincial garantice 22 pesos para el precio del raído, reiteraron asimismo que hasta hoy se mantiene la "tregua" a la espera de que avancen las gestiones del Gobierno, que se comprometió a destrabar el conflicto. De lo contrario, volverán a las rutas porque "la situación no da para más", afirmaron. En la asamblea se destacó la necesidad de articular esfuerzos y luchas con los pequeños productores de la provincia para exigir un precio justo y rentable para la materia prima. "Para mejorar la situación de los tareferos y de los pequeños productores tenemos que exigir mejores precios para la hoja verde y sobre todo que se cumplan lo que fija la ley", destacó uno de los delegados. "Es necesario que los productores también acompañen esta lucha, que pongan el cuerpo como estamos poniendo nosotros, esa es la única forma para que podamos conseguir el cumplimiento de nuestros y sus derechos", expresó Cristóbal Maidana delegado de Montecarlo. La asamblea, se realizó a la vera de la Ruta Nacional 12, donde tareferos de diferentes puntos de la provincia analizaron las gestiones judiciales iniciadas en los últimos meses, con el objetivo de recuperar las asignaciones familiares retenidas compulsivamente por la ANSeS y las arbitrariedades que imposibilitan el acceso al subsidio para la interzafra, entre los que destacan la inacción de funcionarios provinciales y municipales quienes permitieron este estado de situación. En la ocasión, los trabajadores rurales, no ocultaron el estado de "desesperación" en que viven. En esta línea, Rubén Ortiz secretario General de la CTA de Montecarlo e integrante del Movimiento Social de Misiones expresó que se debatió respecto de "las condiciones inhumanas de trabajo, el altísimo grado de trabajadores en negro, los salarios de hambre que tienen los trabajadores y que son las condiciones sobre las que descansa el negocio yerbatero en la provincia, todo en medio de la falta de control de la policía de trabajo de la provincia". Por su parte, Rubén Domínguez delegado de Oberá, destacó que la asamblea brindó la posibilidad de "unirnos como tareferos para reclamar juntos por nuestros derechos como trabajadores y los derechos de nuestros hijos que atacan sacándonos las asignaciones familiares". Cabe recordar que el encuentro, se desarrolló en medio de la "tregua en el corte de Ruta" solicitado por el Gobierno provincial, que se comprometió a gestionar ante el Ministerio de Trabajo de la Nación las soluciones para el conflicto.

Comentá la nota