Tareferos acordaron con el Gobierno esperar hasta el viernes respuestas de la Anses

La vicegobernadora Sandra Giménez y ministros del Poder Ejecutivo acordaron con los tareferos de Montecarlo un plazo de espera hasta el viernes de la semana próxima, para que la Anses indique la forma en que se devolverán las sumas de dinero descontadas a los trabajadores yerbateros.
Además, el Gobierno provincial comprometió la continuidad de la asistencia alimentaria y gestionó ante la Nación la incorporación de 200 tareferos a los padrones de beneficiarios de las asignaciones nacionales.

La Vicegobernadora, acompañada por los ministros Joaquín Losada y Claudia Gauto y el subsecretario de Trabajo, Juan Carlos Agulla, mantuvieron un encuentro con los tareferos que se prolongó entre las 9 hs. y las 15 hs. de hoy, oportunidad en que los trabajadores acordaron aguardar hasta el viernes próximo, a las 17 hs. la respuesta que debe dar Anses respecto a la devolución de las sumas irregularmente descontadas.

Mientras duraron las deliberaciones, no hubo corte de ruta en Montecarlo, y en Oberá se levantó el piquete alrededor de las 13 hs.

La mandataria y los funcionarios provinciales explicaron a los trabajadores que la demora en la respuesta de la Anses surge de la necesidad de evaluar caso por caso la situación de los tareferos, dejando en claro que el Gobierno de Misiones acompaña este reclamo. También se indicó que la Nación aceptó bajar el mínimo de la asignación para este sector de 400 pesos a 100 pesos, tal como lo plantearon en el encuentro mantenido en la Casa de Gobierno el pasado martes.

Entre otros puntos del acuerdo alcanzado, se incluyó la forma de pago del subsidio interzafra y de la asignación universal por hijo, lo cual fue aprobado por la asamblea de los trabajadores de la actividad yerbatera, que en forma unánime aprobaron el acuerdo con las autoridades provinciales.

La intendenta de Montecarlo, Elba Auzmendi, acompañó las negociaciones, que en representación de los tareferos fueron seguidas por Rubén Ortiz y Federico Chilavert.

Comentá la nota