Tardío rechazo de la Federación Vecinal al aumento en el precio del transporte

La Federación de Centros vecinales se aprestaba anoche a emitir un pronunciamiento contra el casi seguro incremento en el precio del boleto urbano de transporte.
La entidad que agrupa a los centros vecinales de Capital e interior, convocó anoche a una reunión de centros asociados y entidades intermedias representativas de la comunidad y aunque la convocatoria resultó con escasa concurrencia, el grupo que deliberó en la sede de 20 de Febrero al 700 consideró la necesidad de exponer de modo taxativo ante la comunidad el rechazo al incremento del 20% que tendrá el precio del boleto urbano, aunque la Autoridad Metropolitana de Transportes convocó a una audiencia pública para escuchar opiniones.

El carácter no vinculante de la audiencia, el escaso número de inscriptos para ese llamado, la certeza de que el aumento es casi un hecho y la escasa movilización de la comunidad ante el aumento consumado del incremento, excepto la posición de un sector de los estudiantes de la Universidad Nacional de Salta, encontró a la Federación de Centros Vecinales al borde convalidar una medida que, más allá de los justificativos empresarios, conspira contra la economía de un importante número de familias de barrios alejados que se mueven diariamente con el transporte urbano.

Recién el jueves pasado y a instancias de unos pocos dirigentes, la Federación resolvió no prestar su local para la audiencia pública y de ese modo tomó tardíamente distancia de un hecho central en la vida de la institución , como es el aumento en el precio del boleto urbano de pasajeros.

Los pocos dirigentes reunidos anoche discutían además iniciativas que puedan darle dinamismo y vigor a la entidad, que a poco de cumplir un año de su normalización, tuvo escasa o nula participación en los hechos públicos que convocaron a la dirigencia barrial de base en protestas públicas en reclamo de seguridad o mejora en los servicios esenciales.

Comentá la nota