Tardía auditoría de Nación detectó desvío de fondos en Bariloche

Pasó una década desde que el ex Ministerio de Ciencia, Educación y Tecnología de la Nación destinara fondos al Municipio para "infraestructura y equipamiento" escolar. Fue durante la gestión del radical Atilio Feudal, quien nunca realizó ninguna obra edilicia escolar y por la misma causa fue sobreseído judicialmente.

Ahora, Nación auditó y recomendó que se regularice la rendición de esos fondos.

La Sindicatura General de la Nación a través de la Red Federal de Control ordenó una tardía auditoría del programa nacional de Infraestructura y Equipamiento que se ejecutó en 1999 y por el mismo motivo existió una causa judicial por incumplimiento de los deberes de funcionario público contra el ex intendente, quien quedó sobreseído.

Si bien no se logró especificar los fondos derivados al Municipio, la auditoría nacional a la que accedió ADN –ejecutada en esta ciudad por la presidenta del Tribunal de Contralor, Edith Garro- observó que "el carácter nulo de la ejecución del programa se debe a que fueron destinados a cubrir un déficit financiero que afectaba al Municipio".

Relata además que se detectó una "ausencia total de obras de infraestructura y adquisición de equipamiento por parte de la Municipalidad" y tampoco se encontraron registros de convenios para el inicio de obras.

Por este motivo, se recomendó al Municipio a que en forma "urgente" regularice la rendición correspondiente de los fondos del programa objeto de este informe que tenía por objetivo constatar que los fondos derivados por Nación hayan sido "utilizados en forma eficiente y para los fines establecidos por el programa".

El informe indica que se verificó que el Municipio en 1999 recibió los fondos nacionales de este programa en una cuenta corriente del Banco de la Nación Argentina pero al momento de verificar los saldos se observó que se incluyeron allí fondos del Plan Nacional del manejo del Fuego y por lo tanto no se pudo individualizar los fondos de educación.

En el año 2000 se inició una denuncia judicial contra Feudal por incumplimiento de los deberes de funcionario público y malversación de caudales públicos en concurso real, del cual más tarde fue sobreseído a pesar de que se constató que esos fondos no fueron destinados a los fines específicos.

En la auditoría se menciona que el plazo transcurrido (10 años) hizo "imposible verificar determinados aspectos relacionados con los objetivos de este programa debido a que no se ha podido conseguir la documentación y los antecedentes respectivos siendo la única fuente de información el expediente iniciado en sede judicial".

Relatan además que no se pudo convocar a entrevistas a ninguno de los responsables de ese entonces ya que no forman más parte del Municipio y que no se hallaron en los archivos municipales los registros del programa y convenio correspondiente.

El informe indicó que aún existen saldos pendientes de rendición a la Nación por el programa y agrega que estos fondos fueron "imposibles de individualizar" debido a que no existe una cuenta individual destinada al programa, incumpliendo también en este punto la normativa vigente que determina una cuenta específica para cada programa.

Comentá la nota