Tarde con el comité al rojo vivo

Ayer, asumieron en horas de la tarde, las nuevas autoridades partidarias de la Unión Cívica Radical de Rosario, el ex diputado nacional Nelson De Lajonquiere, y el ex concejal Julio Genesini.
"La Unión Cívica Radical hoy confluye en el Frente Progresista, que reproduce el esquema nacional en el marco del Acuerdo Cívico y Social, que en las últimas elecciones se ha constituido como la alternativa al modelo kirchnerista signado por el autoritarismo y la soberbia en el gobierno", señalaron los interventores partidarios. El trámite no fue sencillo porque en la sede partidaria de calle Paraguay esperaban militantes que ya están afuera del Frente Progresista, con el concejal Jorge Boasso a la cabeza, que impedían el ingreso de las nuevas autoridades. "Acá hay un radicalismo que quiere ponerse nuevamente de pie y recuperar el orgullo de este partido centenario", aseguró Boasso quien se apoyó en la buena elección que hizo el domingo pasado.

"En Santa Fe hace ya mucho tiempo que estamos recorriendo este camino. Somos gobierno en la ciudad hace muchos años. La hemos cambiado y mejorado para la gente. Somos gobierno en la provincia y estamos llevando adelante un proceso de transformación ante el atraso del que hemos sido víctimas por los 24 años de gobierno justicialista con Cavallero, Reutemann y Obeid a la cabeza", señalaron los interventores. "Hay algunos que no comprenden la contradicción central y se equivocan al asociarse con quienes privatizaron nuestras empresas, inundaron nuestra provincia y aplicaron las políticas neoliberales de la década del 90 en Santa Fe", apuntaron De Lajonquiere y Genesini.

"Hoy vamos a decirle basta a los oportunistas de siempre. Nuestra ciudad y nuestra provincia nos necesitan. Vamos seguir construyendo el proyecto de todos. La Unión Cívica Radical se levanta nuevamente para ser una alternativa de gobierno. Otro radicalismo es posible y hoy empezamos a construirlo", concluyeron.

Del acto iba a participar la vicegobernadora de la Provincia Griselda Tesio, pero por cuestiones de agenda no pudo llegar a Rosario.

Comentá la nota