Ya sin tapujos, Lunghi arremete contra la administración de Scioli

Asuntos que recientemente el Concejo debió aprobar a las apuradas mereció la crítica certera del intendente Lunghi. El transporte de las escuelas rurales -hoy se reanudaría el servicio a Gardey)- y la esperada transferencia de los fondos sojeros, resultaron la "excusa" para que el jefe comunal acechara con renovadas críticas para con el poder central.
Como se informó en la edición dominical, el acto del radicalismo en Gardey resultó un paisaje plagado de críticas certeras para con el poder central. Desde la tribuna, los candidatos de acá (Magnasco y Nicolini) como los de más allá también (Alfonsín, Stolbizer y Carrió) coincidieron en los discursos críticos para sus contrincantes en las urnas. No resulta casual. Se está en tiempos de campaña y el propio intendente Miguel Lunghi viene guionando los capítulos de un radicalismo serrano ya despojado de sus complejos, dejando de coquetear con el gobierno Provincial y Nacional de cara a buenas gestiones, para jugar a pleno por una alternativa de gobierno más allá de las fronteras serranas.

Tal vez el candidato a concejal en segundo término, Atilio Magnasco, resultó el más elocuente en la noche del Club Ferroviarios de Gardey, cuando acusó al poder central de cortar la inversión pública a Tandil (más precisamente las casas del Plan Federal) en represalia por la posición de Lunghi frente al conflicto chacarero.

Se insiste, el propio jefe comunal viene dando muestras de la nueva estrategia básicamente emprendida desde el conflicto rural, allá tiempo cuando decidió subirse a una cosechadora sorprendiendo a propios y extraños. En ese marco, Miguel Lunghi mantuvo una entrevista con el programa Examen Final de a Am 1560 tras la complicada visita del gobernador Daniel Scioli. En dicho diálogo, al pediatra que trabaja de intendente y no les pierde pisada a sus candidatos en campaña ("hay que apoyar a los candidatos de uno, no ser un candidato testimonial", afirma), dejó su sello sobre esta nueva relación política que se fomenta sin tapujos.

Más precisamente, el asunto consultado fue la polémica por el transporte de las escuelas de concentración, que durante la semana mereció el tratamiento en el HCD que permitirá el servicio para que los alumnos de Gardey puedan reanudar las clases.

"Estoy un poco cansado con el tema. La Provincia tiene que ponerse los pantalones largos. Hace años que damos vuelta sobre lo mismo y siempre sobre la hora. La Provincia tiene una deuda con nosotros muy importante. La educación no es competencia del municipio y nosotros hacemos un esfuerzo tremendo permanentemente", se quejó.

"Nosotros -siguió- necesitamos que los chicos se queden en la zona rural, que estudien en las escuelas de concentración, pero siempre atamos todo sobre la hora, se tiene que hacer responsable la cooperadora, los padres van y vienen. Acá vamos a hacer lo que se necesite, pero hay un gran responsable. Con las escuelas de concentración y el transporte ya resulta cansador. O no saben o no conocen que hay campos y escuelas".

Lunghi subrayó que "venimos bancando tres colectivos, a los choferes, bancamos el arreglo de los colectivos, lo está bancando el pueblo de Tandil cuando le corresponde a un ministerio que tiene un presupuesto anual. Oporto hace añares que está al frente del área junto a su equipo y todos los años sucede lo mismo", denunció.

El intendente insistió en que "estamos bancando un ministerio federal, que tiene sus propios recursos. Nosotros estamos colocando internet banda ancha en todas las escuelas rurales, eso cuesta más de 1500 dólares la instalación cuando tampoco nos correspondería, cuando todo esto lo tendría que hacer la Provincia, pero son nuestros chicos, son de Tandil y voy a seguir apostando a esa inversión aunque haya que romper el chanchito de vez en cuando".

EL FONDO SOJERO

Otra de sus renovadas críticas versó cuando se le indagó por otro asunto que los concejales aprobaron en la última sesión, más precisamente una ordenanza para lograr a transferencia de los fondos sojeros oportunamente anunciados por el Gobierno nacional.

"Eso es otro verso. Cuando yo fui a firmar el convenio con el Gobernador a Villa Gesel dije que tenía mis reparos pero adherimos. Allí no dijeron absolutamente más nada. Hace 10 días que nos piden una ordenanza para que luego la Provincia reglamente cómo transferirá esos fondos que ya no es más el 30 por ciento sino que ahora es el 24. En intendencias de Santa Fe y Córdoba ya están cobrando", acusó.

"Ahora nosotros -añadió- tenemos que esperar vaya a saber uno cuánto tiempo más, cuando a la Provincia ya le ingresó unos 150 millones de pesos. Ahora nos pidieron una ordenanza cuando en ningún momento se aludió al respecto". Lunghi cerró especulando en que "en algún momento llegarán esos fondos, aunque toda esta demora no sé porqué es".

Comentá la nota