Tapebicuá despidió a 140 trabajadores por la crisis internacional

La forestadora más importante de la región confirmó ayer 140 despidos y 60 retiros voluntarios de sus empresas con asiento en Gobernador Virasoro. También desde el frigorífico de Curuzú Cuatiá hablan de consecuencias de la crisis financiera mundial.
Directivos de Forestadora Tapebicuá confirmaron ayer 140 despidos y 60 retiros voluntarios en las empresas que forman parte del grupo instalado en la ciudad de Gobernador Virasoro. Aseguraron que el proceso de desvinculaciones inició en julio y surgió a raíz de la crisis económica y financiera internacional que repercute en la actividad del sector. En este sentido, Christian Lamiaux, titular de la Asociación de Productores, Industriales y Comerciantes Forestales de Misiones (Apicofom) advirtió que el embate podría profundizarse en 2009.

Desde Lawson Comunicación y Estrategia, empresa encargada de la comunicación institucional de la firma maderera, señalaron a Agencia Corrientes que las desvinculaciones en Tapebicuá se produjeron desde julio como consecuencia de la baja en la demanda, el incremento en los insumos, entre otros factores.

"En realidad, la crisis la vive todo el cluster no es sólo en Tapebicuá", aseguró Victoria Onieva.

Los especialistas entienden que la drástica caída en el mercado inmobiliario de Estados Unidos que se advirtió en 2006 se acentuó con el nuevo embate bursátil que se está viviendo. La situación está provocando el despido de personal y la reducción de las horas de trabajo en las industrias madereras y también hay repercusiones en la industria cárnica. Así lo explicó el gerente del frigorífico Premium Beef de Curuzú Cuatiá, Luis Flores, quien confirmó fuertes bajas en los precios de carne para la exportación. (Ver recuadro).

Estas son las primeras consecuencias de la crisis económica financiera internacional que sufre la región. . Los empresarios de la provincia aseguran que disminuyeron los envíos al exterior e incluso temen el freno de los contratos.

El derrumbe de los mercados y la caída en los precios de las commodities afectaron sobre todo a la industria maderera y cárnica, básicamente por el freno de la compra de productos de exportación.

Christian Lamiaux, titular de la Asociación de Productores, Industriales y Comerciantes Forestales de Misiones (Apicofom), explicó que lo sorprendió el fin de semana la noticia del despido de más de un centenar de empleados de Forestadora Tapebicuá.

"Entendemos que la crisis que comenzó con la primera caída de los mercados en Estados Unidos se profundizó con el actual escenario financiero internacional. Brasil se vio extremadamente afectado, al igual que nosotros, porque teníamos en Norteamérica un nicho asegurado para algunos productos", explicó.

Comentó que la situación repercute especialmente en las medianas y grandes empresas con productos de exportación. "Tenemos una caída en la demanda de estos productos y es una situación que nos hace prever que tendremos un 2009 duro. Sí o sí se deberá recurrir a cierres estratégicos que lamentablemente se traducirá en algunas pérdidas de trabajo, pero creemos que es el Estado que deberá negociar con las empresas formadoras de precios para evitar que también se suspendan las grandes producciones", indicó.

PROMETEN PAGOS PARA EL JUEVES

Conflicto salarial en Premium Beef genera malestar

CURUZÚ CUATIÁ. Un centenar de trabajadores del frigorífico Premium Beef se movilizaron ayer hasta la plaza Manuel Belgrano de la ciudad para reclamar por retrasos en el pago de haberes quincenales y mensuales. Según informaron los directivos de la empresa, este jueves se estaría concretando el abono de la deuda al personal que se encuentra de huelga desde el sábado último. El gerente, Luis Flores, admitió que la demora es una de las consecuencias de la crisis económica financiera internacional que incluso, según el ejecutivo, repercutirá en el cierre de los próximos contratos para exportación.

Los trabajadores se pronunciaron días atrás por la resistencia de la firma que administra el frigorífico a saldar sus deudas con sus trabajadores.

Por ello decidieron ayer concentrarse en la plaza General Belgrano e iniciar allí una olla popular. Más de 100 trabajadores se han plegado a la medida.

Flores consideró que los empleados "están en su derecho de reclamar", pero advirtió que espera se normalice la situación tras el pago de los salarios.

"No pudimos pagarles el sábado para evitar que vayan al paro, pero pese a ello estamos gestionando los fondos que llegarán el jueves", aseguró a Agencia Corrientes el responsable del frigorífico.

Flores negó que se cierre la empresa y la consecuente desocupación de unos 200 trabajadores, ya que "hay contratos cerrados para exportar cortes a Argelia".

Sin embargo, admitió que se está produciendo demoras en el inicio de la producción por falta de definición de la financiación. "Esperamos que la semana entrante podamos avanzar con esta cuestión, pero es indudable que habrá baja en el precio facturero de los próximos negocios", dijo.

Asimismo señaló que la crisis del sector impide el normal desenvolvimiento del frigorífico, que comenzó a funcionar y "no logró su punto de equilibrio por el paro el agro a lo que se suma la problemática financiera internacional".

Comentá la nota