Taparon siete desagües contaminantes en el canal Bejarano

El propio intendente Farizano participó de la inusual pero reveladora ceremonia. Por primera vez en mucho tiempo, hay posibilidades que se libre una pelea concreta y efectiva contra la desidia contaminante en la capital neuquina.
El intendente Martín Farizano dio un paso más en su decisión de protagonizar hechos políticos desde la gestión, y en una pequeña aunque no inodora ceremonia, procedió a cerrar los conductos clandestinos (siete se encontraron en poco más de 250 metros) que contaminaban el tramo que comenzó a sanearse del canal Bejarano, en la capital neuquina.

El hecho, en sí mismo y más allá de sus connotaciones políticas, es muy importante. Denota una voluntad que quizá en la historia capitalina ha faltado: la de resolver de manera tajante un problema de contaminación que indudablemente es gigantesco en proporción a las características de la ciudad, que no es ni mucho menos un enclave industrial, sino en todo caso una población de servicios, turística, cultural.

El acto elegido para mostrar a los periodistas se cumplió en el segmento del canal que cruza la Ruta 22. Estuvo el intendente, pero también el secretario de Gobierno, Raúl Dobrusín; los subsecretarios de Servicios Urbanos, Julián Villar; de Desconcentración Municipal, Antonio De Souza; y Legal y Técnico, Fabricio Torrealday. Prácticamente todo el gabinete presente en este verano, lo que indica la importancia política que se le dará este año a los hechos de gestión.

El saneamiento del canal comenzó el jueves pasado, con la supervisión del presidente del Concejo Deliberante, Néstor Burgos quien se encontraba a cargo del ejecutivo municipal; los secretarios de Gobierno; Servicios Urbanos; y Coordinación e Infraestructura; y el defensor del Pueblo, Juan José Dutto.

En el canal se llevan a cabo, a cargo de la empresa Proeco SRL, tareas de inspección, identificación de descargas clandestinas, limpieza general de residuos, retiro de algas y liberación de puntos obstruidos. El tramo a sanear es el comprendido entre las calles Planas y Lanín, y tiene una extensión de 550 metros.

Acerca de los trabajos realizados hoy, Farizano explicó que "lo que se está haciendo es continuar con la limpieza y se está obturando la salida de las vertientes clandestinas, que afectan y eventualmente contaminan el río".

Según confirmó el intendente, hasta el momento se han detectado siete conexiones en una extensión de 250 metros, por lo cual ya fueron intimadas y multadas empresas y casas de familia. Además, se encontró "gran cantidad de plásticos, cartones, y otros residuos sólidos que se ve que tira una empresa de transportes".

Además, el intendente manifestó que "la eventual existencia de algún hidrocarburo residual que puede haber quedado del lavado de un vehículo pesado -vinculado a compañías petroleras ubicadas en cercanías- no es una emisión permanente, sistemática, de residuos".

Respecto de las empresas, Farizano indicó que, "entre sus costos, tienen que tener incluido el tratamiento de los efluentes líquidos que produce la actividad. No podemos llegar a la situación del Riachuelo, que está rodeado de empresas, muchas de ellas curtiembres. No vamos a llegar a esa situación, no lo vamos a permitir".

Vinculado a esto, Farizano recordó que "en diciembre hicimos una limpieza más cercana al río; sobre todo preparatoria para los balnearios; y la cantidad de basura que sacamos de los canales y de la laguna ubicada al final de la calle Ignacio Rivas, es impresionante". Paralelamente. El jefe comunal señaló que "se han hecho licitaciones de los canales más importantes, como el Villa María, y hemos terminado con el Rodhe. Los canales más importantes los hemos limpiado y entubado, y continuaremos con el Bejarano y otros".

En forma paralela al taponamiento de las descargas clandestinas, se tomaron muestras de agua y tierra del canal, que serán remitidas al Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), con "el objetivo de determinar qué tipo de contaminación presenta y quién es el responsable de eso", detalló el intendente.

Luego, se informarán los resultados a la dirección de Recursos Hídricos de la provincia. "Nosotros tenemos una importante tarea de acompañamiento, seguimiento, de asesoramiento y de protección conjunta", manifestó Farizano.

En este sentido añadió que "en algunos casos se van a tapar las vertientes porque es muy evidente el carácter del efluente".

Comentá la nota