Ni tantos, ni tan pocos

El Gobierno aseguró que la planta política actual cuenta con 220 funcionarios, y no con los 1100 denunciados por el director del IPAUSS, Julio Peralta.
Con más de 12 meses de demora, y forzados por las circunstancias, funcionarios del Gobierno precisaron ayer que la planta política de la gestión Ríos cuenta al día de hoy con 220 funcionarios.

En los últimos días, el director por los activos en el IPAUSS, Julio Peralta, había sostenido públicamente que desde la asunción de la actual gestión gubernamental habían sido designadas 1800 personas en el escalafón político del Ejecutivo, y que en la actualidad había 1100 cumpliendo funciones.

Los ministros de Gobierno, Guillermo Aramburu, y de Economía, Rubén Bahntje, salieron a desmentir esa afirmación, y aseguraron que al día de hoy "esta gestión tiene entre funcionarios y personal de gabinete 220 personas". Bahntje precisó que ese número es inferior al que registraba en junio de 2007 la planta política del ex gobernador Cóccaro, la que dijo ascendía a 275 funcionarios.

Las manifestaciones de estos altos funcionarios no hacen más que confirmar lo publicado por este medio en junio de 2008, cuando se indicaba que "la planta política del gabinete de la gestión de Fabiana Ríos está integrada por 191 agentes y funcionarios, que demandan un gasto salarial mensual promedio de 1,3 millones de pesos, lo que representa una erogación anual del orden de los 16,4 millones de pesos al año". Erogación ésta que no difería sustancialmente de la que fuera denunciada como gasto político por la gestión gubernamental de Hugo Cóccaro.

Por aquel entonces, la gobernadora Ríos había asegurado que la planta política de su gestión era sustancialmente inferior a la de los gobiernos de Hugo Cóccaro y Jorge Colazo, y anunciado que había ordenado a sus colaboradores que se elaborara un informe comparativo sobre la cantidad de integrantes de gabinete y del gasto salarial que demandaba la planta política en cada una de esas gestiones gubernamentales.

En diversas oportunidades este medio solicitó precisiones sobre el resultado de ese informe, pero en todos los casos se nos respondió que todavía estaba en proceso de elaboración.

De los dichos de los ministros se desprende que este estudio comparativo fue terminado, pero aparentemente se decidió no difundirlo. Tal vez la decisión haya respondido a que la planta política de Ríos, si bien menor, no era tan sustancialmente inferior a la de su antecesor en el cargo.

Comentá la nota