En tanto, desde mañana los integrantes de la Comisión de Enlace se encontrarán en Buenos Aires para analizar el panorama político y económico, además de empezar a delinear la nueva estrategia que aplicará el campo. Las preocupaciones del sector pueden r

En tanto, desde mañana los integrantes de la Comisión de Enlace se encontrarán en Buenos Aires para analizar el panorama político y económico, además de empezar a delinear la nueva estrategia que aplicará el campo.   Las preocupaciones del sector pueden r
Los primeros trabajos se realizarían en barrio Somisa

Este 2009 marcará la puesta en marcha del plan de pavimentación que el Departamento Ejecutivo ha denominado “400 cuadras”. El Concejo Deliberante ya autorizó la ejecución de las obras de pavimento asfáltico, repavimentación y cordón cunetas contenidas en el programa. Los primeros trabajos serán realizados en barrio Somisa.

El nombre del plan comenzó a escucharse hacia 2006, cuando el Departamento Ejecutivo intentaba convencer al Concejo Deliberante –por entonces con mayoría opositora- sobre la necesidad de adquirir una planta productora de asfalto. Las “400 cuadras” fueron entonces el argumento oficial esgrimido con mayor frecuencia; sin embargo, la compra -el endeudamiento, en realidad, puesto que el Municipio debió solicitar un fideicomiso por 2 millones de pesos- recién se aprobó en 2007, y los equipos fueron adquiridos durante el año que pasó.

Con esa suma, fue adquirido un equipamiento que incluye una planta asfáltica, una máquina terminadora de asfalto, un compactador neumático autopropulsado, una motoniveladora y una minicargadora. Luego de la puesta a punto en el corralón municipal, y de la obra “piloto” sobre la superficie de calle Ascasubi, el Ejecutivo parece estar en condiciones de poner en ejecución su plan, oficialmente denominado “Plan de obras de pavimento asfáltico, repavimentación y cordón cuneta en 400 cuadras”.

Ya en la sesión del 11 de diciembre pasado, el Concejo Deliberante autorizó la ejecución del plan, solicitada por el gobierno de Carignani. En ese expediente elevado por el Ejecutivo, se detallan los diversos aspectos del plan.

Mediante ese documento, el Gobierno de la ciudad prevé la ejecución de obras de pavimentación y cordón cuneta de 400 cuadras en distintos barrios de ciudad, “para con ello dar comienzo al proyecto tan anhelado por la ciudadanía nicoleña”.

En el mismo expediente el Ejecutivo confía en que el proyecto de pavimentación “permitirá dar inicio a la solución definitiva del grave problema que aqueja a los vecinos afectados por los problemas de transitabilidad de las ahora calles de tierra, déficit que genera alta preocupación tanto para el Departamento Ejecutivo actual como para la comunidad toda”.

Aunque no se plantean plazos, se habla de una ejecución “en forma gradual” y, teniendo en cuenta que se trata de obras por las cuales los frentistas deberán hacer un aporte económico, también se plantea que los trabajos irán avanzando “en función de las posibilidades económicas de este Municipio y atendiendo además el pago de la Contribución de Mejoras que se registre por parte de los contribuyentes afectados a las obras”.

El costo de las obras se fijará por metro lineal de frente, y los beneficiarios podrán optar entre diferentes formas de pago: contado o en hasta tres cuotas mensuales, iguales y consecutivas y sin interés por financiación; en cuotas mensuales iguales y consecutivas, con un interés de financiación.

El mismo expediente establece que el atraso en el pago dará lugar al Departamento Ejecutivo a aplicar los recargos e intereses establecidos en la Ordenanza Fiscal vigente, mientras que el incumplimiento de dos cuotas consecutivas o cinco alternadas producirá la caducidad del plan de pago.

Primera etapa

Para la designación de los sectores de la ciudad que serán beneficiados por los trabajos asfálticos, el Departamento Ejecutivo estableció un orden de prioridades con distintos aspectos a ser considerados: En primer término, la existencia de cordón cuneta en ambas manos de aquellas calles objeto de la obra de pavimentación; luego, la cobrabilidad de las obligaciones devengadas correspondientes a obras de infraestructura ya ejecutada y de tasas retributivas de Servicios, las razones de factibilidad técnica y operativa, los aspectos vinculados al tránsito y seguridad vial, y consideraciones de carácter urbanístico.

Luego de este análisis, el Ejecutivo decidió que los primeros trabajos serán ejecutados en barrio Somisa. De hecho, el Ejecutivo citó a los vecinos de ese barrio en el Club del Acuerdo, donde se desarrolló una reunión informativa sobre los trabajos de repavimentación que allí se realizarían.

De ese encuentro participaron representantes de la comisión vecinal y funcionarios municipales, entre ellos, el secretario de Obras y Servicios Públicos, Emilio Racosevich; el director Coordinador de Servicios Públicos, Rubén Sarrú; y el jefe del Departamento de Promoción Comunitaria y Desarrollo Barrial, Rodolfo Stelzer.

En la reunión, los funcionarios manifestaron que por metro cuadrado de asfaltado se estipula un costo aproximado de 66 pesos, lo que se debe multiplicar por los metros de frente y por los 3,5 metros de ancho de la calzada. En principio, la ejecución de la obra en Somisa demandaría no menos de 9 meses.

Comentá la nota