El tandilense Rafael Delpech trabaja para que Olavarría sea un polo agroalimentario

Se trata de una ambiciosa apuesta de la localidad vecina y está en manos de quien ocupara la Secretaría de Agricultura durante la administración de Eduardo Duhalde. Retoma protagonismo de la mano de José Eseverri.
El tandilense Rafael Delpech es el principal coordinador de un proyecto que pretende posicionar al municipio de Olavarría como polo agroalimentario en la región y la provincia de Buenos Aires.

Según publicaron medios olavarrienses, los avances de la iniciativa fueron anunciados hace días por el intendente de esa localidad, José Eseverri, junto al tandilense que se desempeñara como secretario de Agricultura durante el gobierno de Eduardo Duhalde.

La intención oficial es la de sumar valor agregado a la producción primaria, apuntalar un nuevo perfil agroalimentario y agroindustrial, y ofrecer una agenda de inversiones para los ahorristas olavarrienses, como herramienta para retener en la ciudad el dinero que "hoy se va a otros puntos", tal como coincidieron Eseverri y el ingeniero Rafael Delpech, quien tiene a su cargo la coordinación del estudio preliminar.

El ingeniero Rafael Delpech, quien ocupó la titularidad de la cartera de Agricultura durante la gestión de Eduardo Duhalde como presidente y Roberto Lavagna como ministro de Economía, será el coordinador del grupo de consultores.

Explicó que "se trata de revisar las actividades que la ciudad ya tiene. Revisar toda la información existente, buscar complementarla, no sólo sobre el territorio y los productores primarios, sino también sobre quienes comercializan, asesoran, crean alimentos para hacienda, y alimentación humana".

El profesional adelantó que la base de información recogida "permitirá ir delineando cuáles son las posibilidades y las carencias del Partido de Olavarría y la región. Porque no podemos desconocer que hay una gran cadena en toda la región que no respeta los límites político partidarios, sino que la integración comercial supera esos límites".

En definitiva, Delpech y compañía pretenden conocer "cuáles son las necesidades y las demandas que toda la cadena de desarrollo le piden al intendente para que gestione, procure, financie y logre mecanismos novedosos. Y ver qué tienen disponible la Provincia y la Nación para colaborar con estos desarrollos. Porque también consideramos que hay programas disponibles, que están perdidos y poco usados, y que con una gestión más rápida y eficiente, podrían estar a disposición de los empresarios para nuevas actividades".

Después de agradecer la confianza que Eseverri y Sebastián Pené depositaron en su persona, Delpech dejó un elogio para ambos: "Tengo entendido que es el primer trabajo de este tipo que se hace para un Municipio. Lo novedoso es tener la visión de que algo es posible, de que se puede hacer más de lo que se hace actualmente. Esto agrega valor y desarrollo de conocimiento y de la capacidad empresarial".

También valoró los aportes de otras entidades, y repasó que "hay un área de desarrollo de alimentos en la Facultad de Ingeniería, está el INTA, que es activo y conoce bien al sector, y también se impone una misión de tener en cuenta el cuidado ambiental. En la Argentina generalmente primero hacemos las cosas y después vemos cuánto nos cuesta remediarlas. Aquí la visión es completa, hay un área de medioambiente, que trabajará en la cuestión desde el arranque. Somos un grupo de ocho consultores y cada uno tendrá a su cargo distintos aspectos del estudio".

Cuando abordó el aspecto financiero del proyecto, recordó que además de los programas nacional y provincial disponibles, habrá una pata local que apuntalará el desarrollo. "A través de una simple cuenta de cuánto se deposita en Olavarría y cuánto se toma en préstamo, se puede deducir que casi el 40 por ciento de los ahorros olavarrienses se van de la ciudad. Entonces, teniendo nuevas opciones de negocios, habría una capacidad financiera local para facilitar el comienzo y desarrollo de estas empresas", estimó.

En definitiva, para Delpech "Olavarría es una ciudad con un sesgo industrial muy poderoso. Y también creemos que en toda la parte de alimentos hay una capacidad de pequeñas industrias, microempresas o emprendimientos individuales que tienen, sumadas, una importancia clave. Y tienden a ser el germen de nuevas industrias, que permitirán desarrollo turístico, de corredores viales y demás. Todo estará integrado en el trabajo".

Comentá la nota