En Tandil, Rodolfo Terragno analizó el escenario político actual y destacó la necesidad de consenso

"Si nosotros no tenemos una alta tasa de crecimiento, una redistribución del ingreso y una elevación de los niveles de educación, no tenemos futuro", sintetizó el ex ministro de la UCR. También presentó su libro Diario íntimo de San Martín y disertó en el comité, donde repasó la actualidad política del país.
El dirigente de la Unión Cívica Radical Rodolfo Terragno estuvo ayer en la ciudad, donde visitó Multimedios El Eco y presentó su libro Diario íntimo de San Martín en la Biblioteca Rivadavia. Más tarde se dirigió al comité de Mitre 550, donde encabezó una charla abierta sobre el escenario político.

En su nuevo libro, que conllevó 28 años de labor investigativa, Terragno prueba que el "retiro" del prócer no fue en 1822, como señalan los historiadores, sino que, dos años más tarde lo encontramos en Inglaterra cumpliendo un plan secreto cuyo objetivo central era consolidar la independencia de Sudamérica.

Recurriendo al formato de un diario personal, Terragno pudo volcar gran parte de sus conocimientos sobre la vida de San Martín, a la que le dedicó una investigación que lleva más de una década.

Esta nueva obra fue presentada ayer en la Biblioteca Rivadavia ante un importante público que siguió con atención las palabras de su autor, entre los que se encontraban autoridades del oficialismo.

Cambios alentadores

Rodolfo Terragno también dialogó con Multimedios El Eco sobre la actualidad política del país y la necesidad de lograr un consenso nacional.

Respecto del plan estratégico que expuso en el Coloquio de Idea, el ex ministro destacó que la ejecución de ese proyecto en el país es posible "precisamente por el escenario político". Y, para vincularlo con el libro que presentó ayer, dijo que "si San Martín hubiese hecho una encuesta, no cruzaba la Cordillera de los Andes. Si Belgrano hubiese leído los diarios, no daba las batallas de Tucumán y Salta". Es decir que, "siempre hay que plantearse las cosas y perseverar. Las cosas parecen imposibles hasta que algo las hace posibles. Si uno no se lo propone y no persevera, por supuesto que no lo va a conseguir".

Y destacó que "hasta ahora hay muy buena voluntad de (Julio) Cobos, (Eduardo) Duhalde, (Gerardo) Morales, de Margarita Stolbizer, Patricia Bullrich".

-¿Y con el Gobierno?

-He estado con Daniel Filmus. Ahora vamos a participar juntos Duhalde, Filmus y yo hablando sobre el consenso en los Estados Unidos el 8 de diciembre. Me entrevisté con Florencio Randazzo (ministro del Interior de la Nación) y le entregué el plan para ser entregado a la Presidenta (Cristina Fernández). Hasta ahora, la buena recepción no garantiza un acuerdo final. Creo que ha habido algunos cambios que son alentadores.

Análisis político

-¿Por qué es tan necesario este mínimo de consenso nacional?

-Le doy tres datos. Si nosotros crecemos sin parar a 5 por ciento anual, vamos a necesitar 14 años para llegar al ingreso per cápita que Croacia tiene hoy. Y para eso necesitamos una inversión del 35 por ciento del producto, hoy día es de 22, una inversión muy fuerte que tiene que tener garantía de continuidad y seguridad, porque sino, no la vamos a tener.

En materia social estamos comparados con países como Brunei, República de Malta, Albania, mal en muchos aspectos. La injusticia social es muy importante en Argentina; la diferencia entre el 10 por ciento más rico y el 10 por ciento más pobre es de 6 veces en Alemania, 15 veces en Estados Unidos y 30 veces en Argentina. Eso requiere una reforma tributaria muy importante que tampoco se hace sin consenso.

En materia educacional, de los 57 países que son monitoreados por la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), que mide conocimientos de chicos de 15 años en lenguaje, ciencias y matemáticas, nosotros estamos en el lugar 52do. La elevación de los niveles de exigencia y los niveles de disciplina requiere acuerdos, no sólo entre los partidos políticos sino con la comunidad educativa, y si nosotros no tenemos una alta tasa de crecimiento, una redistribución del ingreso y una elevación de los niveles de educación, no tenemos futuro.

-¿Este camino adónde nos lleva?

-Si no lo resolvemos nos lleva a grandes crisis, a una frustración muy importante. No creo que la democracia argentina tolere nuevas frustraciones; la próxima vez la gente no va a salir a golpear ollas. La protesta se va incrementando si hay frustración, desazón y desesperanza. Entonces hay que anticiparse a eso y lograr lo, que se puede lograr. Otros países lo han hecho: altas tasas de crecimiento, redistribución del ingreso, elevación de los niveles culturales y educacionales.

No es tan difícil, lo que hace falta son acuerdos.

-Usted decía consenso de mínima. Por los problemas que plantea, no parecen ser tanto de mínima…

-Sí de mínima, porque en materia económica lo que planteo es un estatuto de la inversión. En materia social lo que planteo es el pase de impuestos indirectos a impuestos directos que tienen efecto redistribuidor. En materia educacional planteo elevar niveles de exigencia. No estoy planteando toda una reforma de todas las cosas de lo humano y lo divino.*

Comentá la nota