El PRO de Tandil da sus primeros pasos, trabaja en su armado político y llama a unir voluntades.

El PRO de Tandil da sus primeros pasos, trabaja en su armado político y llama a unir voluntades.
Integrantes del Pro se acercaron a esta Redacción para dar a conocer la forma en que el partido está conformado, que cuenta con un Consejo Distrital presidido por Rubén Arbeo. Además, hablaron sobre los destrozos sufridos en el local de Pinto al 200, e invitaron a los que deseen acercarse a la agrupación.
Días atrás, representantes del partido Propuesta Republicana, más conocido como PRO, se acercaron a esta Redacción para dar a conocer el modo en que funciona y cómo está constituida la agrupación política que tiene como máximo exponente al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri.

Con unos 500 afiliados y un local en Pinto 289 pronto a ser inaugurado, el PRO Tandil llama a sumar voluntades, haciendo hincapié en el papel de la juventud como seguidores de un lineamiento trazado por los adultos para ser convertido en bandera.

Además, no pudieron obviar el acontecimiento que sucedió días atrás, episodio que dejó como saldo la rotura del vidrio de la puerta de acceso y una serie de pintadas adversas a la agrupación. Por ello, llamaron a acercarse a discutir a los que “se ocultan en la noche para expresar sus ideas reaccionarias”.

El PRO en Tandil

Rubén Arbeo, el presidente del PRO, junto al vicepresidente del partido, Cristian Arias, la secretaria general, Stella Maris Vitoria, y el presidente de juventud, Matías Gaudenzi, se acercó a El Eco de Tandil para que “la opinión pública sepa sobre el PRO de Tandil”, indicó.

En primer término explicó que “tenemos un consejo distrital que el 14 de marzo del año pasado quedó homologado por la Junta Electoral del PRO y por la oficial, y que el 25 de agosto asumió en Tandil”. Es decir que “las máximas autoridades de la Propuesta Republicana es este consejo, el cual presido”.

De cara al nuevo frente político antikirchnerista conformado por Felipe Solá, Mauricio Macri y Francisco de Narváez, el cual “apoyamos públicamente”, Arbeo manifestó que además “las puertas del partido están abiertas para quienes acrediten ser representantes de esas dos figuras políticas”.

La sede en Pinto al 800

El local de Pinto 289, donde funciona físicamente el PRO de Tandil, fue recientemente víctima de un acto de vandalismo, en el que produjeron la rotura de un vidrio y escribieron sobre las paredes.

Respecto de eso, “también queremos hacer una aclaración; que hay una diferencia grande entre quienes se ocultan en la noche para expresar sus ideas reaccionarias y la gente como nosotros que damos la cara en todos lados”.

Por ello, consideró oportuno dejarles un mensaje “a quienes nos rompieron los vidrios”, indicándoles que “las puertas están abiertas si quieren discutir y sentarse a hablar con nosotros”.

En lugar de romper las instalaciones, “podrían venir y conversar con nosotros, que es una puerta abierta a la democracia”, acotó Stella Maris Vitoria, quien realizó un llamado hacia “quienes disienten, vengan a conversar, y los que piensan como nosotros, que también vengan a sumarse”. El local de Pinto, “fue hecho mediante el esfuerzo de muchos, por eso nos apena mucho que vengan a romper algo que nos costó tanto esfuerzo”, agregó.

Y aprovechó la oportunidad para destacar la juventud, “que es a quienes vamos destinando nuestros esfuerzos”.

Por su parte, Cristian Arias recalcó que “el partido recién ahora está empezando a caminar, por eso nosotros queremos darle esa difusión que no tenía”.

La juventud y el trabajo

“Personalmente trabajo para la juventud”, dijo el presidente del PRO de Tandil, porque son “quienes van a terminar nuestro cometido de cambiar la política a 180 grados”. En realidad, “la juventud del partido es el asta de la bandera, que después pasa a ser bandera”.

Por su parte, el presidente de juventud, Matías Gaudenzi, manifestó que “estaría muy bueno que la gente se acerque para ver la problemática de Tandil. Y al margen de eso, hay muchos proyectos a realizarse”.

Desde su área, plantea una “juventud distinta a la que plantean otros partidos, una juventud de trabajo y acción y no simplemente reunirse para hacer determinadas fiestas”.

Comentá la nota