Tandil es una fiesta

Miles de tandilenses y de vecinos de localidades cercanas salieron masivamente a recibir a su hijo dilecto: Juan Martín del Potro quien recorrió la ciudad desde el acceso, hasta el Municipio, en una autobomba desde donde recibió el afecto de una ciudad que se conmovió a su paso.
Con palabras previas del intendente municipal, Dr. Miguel Angel Lunghi, comenzó la conferencia de prensa de Juan Martín Del Potro, en el Salón Blanco, ante los medios nacionales, internacionales y locales.

Sirvió la oportunidad para expresarle a todos los periodistas presentes su agradecimiento por estar en ese momento compartiendo la alegría de todo un pueblo, vaticinándoles que " van a tener que seguir viniendo muchas veces más, por que este caballero va llegar a ser el número 1 del tenis mundial".

En la primera pregunta que surgió como una consecuencia del recibimiento, respondió que "Fue demasiado para lo que me había imaginado. Es algo que tiene el mismo valor que va a quedar grabado para toda mi vida como haber recibido la copa del US Open".

Luego se le preguntó como sigue su historia después de lo vivido ayer. Su respuesta fue que "no se todavía lo que me está pasando. Yo se que todo ésto va quedar para toda la vida. Ojalá que siempre siga viviendo en esta ciudad tan hermosa y que realmente me tratan tan bien y me hacen sentir como en mi casa".

Luego le pidieron que expresara que cuando ganó el Abierto de EE.UU. cuales fueron las tres primeras personas en que se vinieron a la cabeza. Juan Martín, explicó que "cuando me tiré al piso, me acordé de papá, mamá y Julieta y de mi hermana que siempre me cuida desde el Cielo . Mucho no sabía que hacer en ese momento. Estaba "shockeado" y cuando me acerqué a la red ni escuché ni entendí lo que me dijo Federer. Después fui a saludar a Franco (se refería a su entrenador Davin), Martiniano ( su preparador físico Orazi). Esta es la gente que me acompaña como si fueran de mi familia.

Gracias a ellos y al apoyo de los argentinos, de los tandilenses que los sentía detrás mío pude ganar".

A través de las distintas preguntas surgieron las siguientes respuestas:

*Cuando entré a la ciudad propiamente dicha, escuchaba las gracias de la gente y en realidad el que debe darlas soy yo. Para mí haber logrado ésto tiene el mismo valor que haber ganado el Abierto. Me llena de orgullo y ojalá pueda disfrutar íntegramente todo ésto".

* Lo que sentí al llegar fue recibir de cerca el cariño de la gente de mi ciudad. Fue lo que me llegó más hondamente desde que le gané a Federer".

* "Me imaginaba este recibimiento pero no de esta manera en que todo Tandil salió a la calle a saludarme, haciéndome sentir el chico más feliz del mundo. Además, quiero agradecer a quienes lo organizaron, por la calma y el esfuerzo con que lo hicieron, teniendo en cuenta que no estamos en las mismas condiciones que en Buenos Aires, pero cuando se hace con tanto amor y cariño sale todo bien".

* "Cuando me encontré con mi familia en Espora y la ruta, fue un momento muy fuerte para mí. No pasa todos los días. Sentí la misma sensación que cuando gané el partido, y me emocioné tanto, los sentimientos afloraron y llorar fue la forma de desahogarme".

* "Allí (se refería a su paso por el club Independiente) me encontré con mucha gente, con Marcelo Gómez, mi profesor que me enseñó a manejar una raqueta. Hacía mucho tiempo que no lo veía".

* " Para este año me queda el Master como el más importante y sumaré ahí puntos que servirán para llegar al cuarto o tercer puesto del ranking, lo que sería cerrar el 2009 como un gran año".

* "¿ Que me pasó la noche que gané y apoyé la cabeza en la almohada?. No la pude apoyar porque no pude dormir, pero recién ayer por la noche en Buenos Aires que tuve un tiempo con mis amigos y pude hacerlo, pero aún me resulta difícil por que es como que no entiendo lo que está pasando, desde que gané el torneo hasta ahora. Aceptar que los sueños se pueden hacer realidad no es algo de asimilar muy rápido".

* "Es fundamental tener los pies sobre la tierra en todo momento y por eso está mi familia y mis amigos, para cumplir con mis responsabilidades. Ellos tienen las suyas; nos respetamos mutuamente. A ellos no les importa que sea el Nº 1 o el 50 y lo importante es estar bien con tu entorno, con tu grupo de trabajo y la mejor psicología para seguir manteniendo los objetivos claros, es ser una buena persona".

Comentá la nota