Tandil es uno de los distritos golpeados fuertemente por la sequía.

Un informe del Servicio Meteorológico reveló que los niveles de lluvia en la Pampa Húmeda fueron los más bajos de los últimos 47 años. La zona más afectada es San Pedro, con un 57,1% menos de precipitaciones, mientras que en Tandil se registró un 45% menos de lluvias que lo indica el promedio histórico.
Campos teñidos de amarillo, ganado de aspecto famélico, lagunas que sólo muestran tierra reseca. La sequía parece haberse ensañado con la Pampa Húmeda, la región con mayor producción agrícola del país: según un informe del Servicio Meteorológico Nacional, los niveles de precipitaciones en 2008 fueron los más bajos de los últimos 47 años.

De acuerdo al organismo, las lluvias registradas el año pasado "mostraron un patrón deficitario", con valores que estuvieron entre un 40% y 60% debajo del promedio. La zona más afectada fue San Pedro, con una reducción de 57,1%. En ese distrito del norte bonaerense se registraron apenas 465,9 milímetros de lluvia, cuando el promedio entre 1961 y 2007 fue de 715 milímetros.

La sequía también golpeó de lleno en Tandil (45,6% menos de precipitaciones), Pergamino (-41,4%) y Marcos Juárez (-40,5%), entre otras ciudades de la región. Los registros del último trimestre de 2008 son aun más dramáticos: en Dolores -donde predomina la cría de ganado bovino- se registraron sólo 82 milímetros de lluvia, un 68,2% por debajo del promedio del período 1961-1990.

Al respecto, María de los Milagros Skansi, del departamento de Climatología del Servicio Meteorológico, explicó que la sequía "se debe en parte al efecto del fenómeno de La Niña que tuvo lugar en el verano de 2008", que ocasiona "pocas precipitaciones". Sin embargo, aclaró que "a pesar de que a mediados del año pasado la temperatura llegó a niveles normales, la circulación atmosférica siguió siendo típica de ese fenómeno". Y concluyó: "Todo eso, sumado a que tampoco hubo demasiada entrada de humedad del Océano Atlántico, influyó para que haya promedios deficitarios de lluvia".

Por la falta de lluvias, más de 40 distritos bonaerenses fueron declarados en emergencia agropecuaria. Los últimos fueron General Paz, Carmen de Areco, Suipacha, Laprida, Chascomús, General Belgrano, Chivilcoy, Trenque Lauquen y Magdalena, según informó el Ministerio de Asuntos Agrarios provincial. También hay complicaciones en Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba.

El pronóstico para el comienzo de 2009 prevé un agravamiento de la situación. "Aunque empezó un enfriamiento en el Pacífico, las características climáticas que se están registrando son similares a las de La Niña", precisó Skansi. "Hasta marzo no debería haber cambios significativos y va a llover menos de lo normal", concluyó.

Comentá la nota