A Tandil le corresponderían cuatro millones y medio de pesos por los aportes de la soja

La adhesión de la Provincia al Fondo Federal Solidario fue suscripta ayer. A Tandil le corresponderían casi cuatro millones y medio de pesos, los que no alcanzan para equiparar la caída de la recaudación.

Al Municipio de Tandil le corresponderían casi cuatro millones y medio de pesos en concepto de la coparticipación de la soja a las provincias, de acuerdo a lo decretado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

La polémica medida, que puso en pie de guerra a los productores agropecuarios y fue aceptada por buena parte de los gobernadores, prevé que a su vez los estados provinciales giren a los municipios lo que les corresponda de acuerdo al Código Unico de Determinación (CUD) de cada distrito.

En la víspera, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, firmó junto con la Presidenta el convenio de adhesión al Fondo Federal Solidario, creado por decreto N° 206/09. La Provincia recibirá el 30 por ciento de los fondos recaudados por derecho de exportación de la soja, los que distribuirá entre los municipios que adhieran al mencionado convenio.

Los fondos destinados a los municipios tendrán una afectación específica para financiar obras de mejora en la infraestructura sanitaria, educativa, hospitalaria, de vivienda y red vial, con expresa prohibición de ser utilizados en el financiamiento de gastos corrientes. La fecha de distribución es a partir del próximo 1 de abril en todas las comunas adheridas.

En lo referente al Municipio de Tandil, de acuerdo a la consulta realizada por el concejal Carlos Mansilla, por tener un CDU de 1,06958 le corresponderá un monto estimado en 4.484.214 pesos para 2009.

Fondos insuficientes

En lo que respecta a la interpretación que realizó el Gobierno local, el primero en denunciar la merma en la coparticipación usual había sido el secretario de Economía y Finanzas, Matías Civale. Rápidamente se sumó a la queja el intendente Miguel Lunghi.

Pero una vez decretado el Fondo Federal Solidario, fue el jefe de Gabinete Carlos Fernández quien se encargó de poner blanco sobre negro. El funcionario lunghista calculó que ingresarían unos cuatro millones de pesos por la coparticipación de la soja, que "ni siquiera cubrirían los seis que estamos perdiendo por la caída de la recaudación".

En un sentido netamente crítico se habían expresado las distintas entidades agropecuarias, que calificaron de "provocación" la puesta en vigencia por decreto de las retenciones coparticipables, simultáneamente con la maniobra del oficialismo legislativo, que no dio quórum para tratar el proyecto opositor de disminución del tributo.

Claudio Ersinger, de los autoconvocados locales, fue uno de los que se refirió al tema, que había sido instalado por los productores durante el extendido conflicto iniciado en marzo de 2008.

El representante de la Cuenca Mar y Sierras coincidió con sus pares de las restantes entidades, no sólo por los montos sino también por la discrecionalidad de la medida, que no pasó por el Congreso.

Otra fuente del agro fue tajante al graficar que "es para meterse en el bolsillo a los intendentes del Conurbano, donde nadie vio nunca una hoja de soja".*

Comentá la nota