En Tandil, Alfonsín dijo que el "remedio" de la renuncia de Cobos sería "peor que la enfermedad"

Consideró que es necesario "institucionalizar" la fuerza, en pos de no mostrar diferencias como las de Stolbizer y Carrió y el apoyo del socialismo a la Ley de Medios. Se mostró partidario de modificar la norma una vez que cambie la composición del Congreso.
El diputado electo bonaerense por el Acuerdo Cívico y Social, Ricardo Alfonsín, desechó en Tandil la renuncia de Julio Cobos a la vicepresidencia, porque, "en este momento, sería peor el remedio que la enfermedad".

Sin embargo, también mencionó al mendocino entre los posibles presidenciables de la fuerza para 2011, a la que consideró que hay que "consolidar".

Alfonsín dialogó el viernes con Multimedios El Eco, minutos antes de compartir una cena en la Unión Cívica Radical con motivo del aniversario de la elección en la que se impuso Miguel Lunghi en 2003 (14 de septiembre) y por la banca que obtuvo Carlos Fernández como senador provincial en los últimos comicios.

-¿Cedió terreno con respecto a Elisa Carrió después de las elecciones?

-No. Con Elisa nos hicimos amigos después de estar mucho tiempo distanciados. Yo estoy afuera, trabajando para consolidar el Acuerdo Cívico en otras provincias. Estuve en muchos lugares donde hubo elecciones, como en Corrientes, donde ganamos y ganaremos la segunda vuelta. Además, estoy dedicándoles mucho tiempo a los proyectos de ley que vamos a presentar.

-¿Es una estrategia, entonces?

-Mire, algunos amigos a veces me lo dicen: ‘¿Por qué te vas a otros distritos, cuando tenés que estar acá?’. Yo creo que tenemos que actuar con solidaridad, porque estamos tratando de consolidar un espacio. En definitiva, al Acuerdo Cívico lo constituyen sus dirigentes, pero a partir de una demanda muy fuerte de la sociedad. Tenemos que actuar de manera tal de que este acuerdo permanezca hasta 2011, porque parte importante de la sociedad se ilusiona con que este espacio coloque el próximo presidente. Hay que actuar con mucha grandeza y desinterés para no poner en riesgo este espacio.

-Bueno, pero no se traduce ese mensaje cuando Carrió intenta consolidar su propia fuerza a nivel nacional.

-Eso me parece bien. Si cada uno de nosotros nos dedicamos a consolidar nuestros propios partidos, seguramente se va a fortalecer el Acuerdo Cívico.

-En el mismo sentido, ¿cuánto influye el voto del socialismo en Diputados a favor de la Ley de Medios?

-Al acuerdo no lo va a poner en riesgo. Sí creo que esto que sucedió, que no es lo primero, nos marca la necesidad de institucionalizar el Acuerdo Cívico con una conducción, que permita que cada decisión que tengamos que tomar esté precedida de un debate.

-¿Qué opina de la Ley?

-Lo ideal es que las leyes salgan por consenso, porque eso asegura que los resultados que uno se imagina se van a verificar. Y aunque muchas veces es imposible, esta ley sí debería salir por consenso, porque tiene que ver con valores fundamentales de la democracia, la libertad de expresión y el derecho a la información de cada uno de los habitantes, que deben contar con una pluralidad de voces a la hora de informarse de la realidad.

-¿Por qué no surge el consenso?

-No nos pueden pedir consenso en este proyecto, porque no garantiza ni la libertad de expresión ni la pluralidad de voces. Por lo menos, debemos decir que se generan condiciones para que este Gobierno o el siguiente puedan tomar decisiones que afecten negativamente la libertad de expresión.

-¿Es partidario de la revisión una vez que cambie la composición del Congreso?

-Si se aprueba la ley, hay que revisarla, hacer las correcciones necesarias para que no se sancionen disposiciones que puedan afectar la libertad de prensa.

-Por último, recién habló de que parte de la sociedad espera que el Acuerdo ponga al próximo presidente. ¿Cuál es su candidato?

-Hoy hay tres. Puede haber más o menos. Los tres que hay son (Julio) Cobos, (Hermes) Binner y (Elisa) Carrió. En su momento, habrá que ver cuál es el que mejor representa lo que desea la mayoría de los miembros de los afiliados a estas fuerzas. Sin embargo, anticipar esta discusión me parece que sería imprudente. Hoy la sociedad pide que la consolidemos, una agenda legislativa y programas para 2011.

-Para esto, ¿debe renunciar Cobos?

-Hoy sería peor el remedio que la enfermedad. Es una situación anormal, absolutamente. Creo que hoy la renuncia de Cobos sería complicar más las cosas. No sé cuánto lo dejarán…*

Comentá la nota