El tambo La María Pilar de Catriló vendió 500 vacas lecheras

Catriló: El establecimiento "La María Pilar", es una de las más tradicionales Pymes lácteas del país que tiene su sede en la localidad de Catriló, comenzó a reducir su plantel de vacas lecheras ante la falta de alternativas para evitar seguir registrando pérdidas económicas.
El establecimiento "La María Pilar", es una de las más tradicionales Pymes lácteas del país que tiene su sede en la localidad de Catriló, comenzó a reducir su plantel de vacas lecheras ante la falta de alternativas para evitar seguir registrando pérdidas económicas.

"Después de conocerse nuestra situación y al no llegar una solución concreta, algunas medidas tenemos que tomar como manera previa a un posible cierre total, que aún está en análisis", dijo hoy en diálogo con Infocampo Guillermo Trotz, titular de La María Pilar.

"Hemos decidido vender alrededor de 500 vacas Holando y tomamos la decisión drástica de liquidar todos los terneros que teníamos; de alguna manera tenemos que reducir costos, porque el cierre sino sería inminente", agregó el empresario.

En el actual contexto de crisis, la empresa empezó a gestionar negociaciones con el gobierno provincial para llegar a una solución y evitar así el cierre de su planta, de la que dependen más de 100 personas de manera directa. "Estamos trabajando con el gobierno de La Pampa para buscar alguna solución, aunque todo es muy difícil", agregó Trotz.

Hasta el mes pasado, La María Pilar producía diariamente alrededor de 50.000 litros diarios de leche, por lo que no estaba contemplada dentro del cobro de subsidios implementado por el gobierno nacional. "De todos modos, aunque los cobrásemos, eso no nos serviría para sacarnos de la crisis", aseguró.

Además de los tambos, la firma cuenta con una industria láctea especializada en elaborar quesos blandos, semiduros y duros. "Seguimos perdiendo 0,30 $/litro por cada litro producido y así no hay quién aguante", agregó el empresario pampeano.

En tanto, la Cámara Pampeana de Productores de Leche, junto a otros tamberos de Santa Fe, Córdoba y Santiago del Estero, respaldó fuertemente el subsidio de 20 centavos de peso por cada litro de leche.

Las cámaras que los nuclean a los ruralistas en Córdoba, Santa Fe, La Pampa y Santiago del Estero expresaron su acuerdo con el método y agradecieron al gobierno nacional por la decisión política de compensar al sector ante la situación de crisis que atraviesa.

Esa ayuda, sin embargo, no llega a La María Pilar y otros dos grandes tambos de la provincia.

La CAPROLEC (Cámara de Productores de Leche de Córdoba), la MEPROLSAFE (Mesa de Productores de Santa Fe), la CAPAPROLE (Cámara Pampeana de Productores de Leche) y la Cámara de Productores de Leche de Santiago del Estero, se manifestaron mediante un comunicado conjunto.

En el documento solicitaron en primer término al Centro de la Industria Lechera (CIL) y a la Junta Inter cooperativa y a la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas (Apymel), "disculpas públicas, ante las manifestaciones que cualquiera de nuestros miembros haya emitido respecto a la honorabilidad y cumplimiento en tiempo y forma del pago de las compensaciones lácteas viabilizadas a través de la ONCCA".

Pidieron además a esas mismas entidades que mantengan "su predisposición para continuar con el mismo sistema de pago de compensaciones lácteas acordadas con el Estado Nacional en el marco del acuerdo firmado en la ciudad de Villa María, provincia de Córdoba, el 30 de julio y protocolarizado el 5 de agosto en la Secretaría de Comercio de la Nación.

Comentá la nota