El tambo de 150 años que tuvo que cerrar apuntó contra "las políticas de Moreno"

La familia Magnasco, un ícono de la lechería y quesería en el país, cierra su primer tambo en más de 150 años. Atilio Magnasco habló en Radio 10 y responsabilizó a la Secretaria de Comercio Interior. Reveló que mandaron a faenar vacas lecheras "para hacer hamburguesas"
Fundada en 1855, la actual MSGP de Magnasco SA se dedica a la elaboración y a la comercialización de productos derivados de la leche y a la explotación agrícola ganadera, pero cerrará uno de sus cuatro tambos propios (alquila otros cinco) porque tiene pérdidas.

"Después de 150 años de actividad familiar y desde que mi padre se instaló en Tandil en el año 50, siempre tuvimos una actitud heredada de los viejos gringos, que todo lo hacían a fuerza de austeridad y trabajo, siempre fuimos para adelante invirtiendo y creciendo y hoy por primera vez no sólo tenemos que poner el freno, primero pisamos el acelerador, después tuvimos que apretar el freno y ahora tenemos que poner marcha atrás", dijo Atilio Magnasco.

El productor explicó que el costo de producción de leche es de 1,15 pesos para quien deba alquilar la tierra, y alrededor de 1 peso con rodeos de lecheras en campo propio. Lo que recibe un tambero, añadió el productor, son 82 centavos por litro de leche al pie de la vaca.

Magnasco produce cerca de 22.000 litros de leche por día en sus tambos propios, con unas 1.000 vacas. Ahora, el tambo que cierra se destinará a la agricultura, específicamente al cultivo de papa.

Señaló en diálogo con Radio 10: "Se decidió tomar la medida, sin avergonzarme, para poder pagar cuentas, poder mantener la empresa en funcionamiento y evitar tomar otra mediadas más drásticas, porque detrás de esto hay gente, familias".

"Lamentablemente hay vacas lecheras que van a estar transformadas en hamburguesas", enfatizó y agregó el empeño que hay por destrosar la industria lechera argentina: "Guillermo Moreno fue la cara visible de todas estas actitudes que nos llevaron" al cierre.

Contó además que ningún funcionario se comunicó para hablar sobre el tema. "Con Cheppi no nos hemos reunido. Pero como en la Argentina todo es coyuntural y no nos damos tiempo para el mediano y largo plazo, siempre, siempre estamos mal".

Asimismo, reclamó que "en algún momento se tomen medidas adecuadas" y agregó que "hay alternativas y formas de salir de este temporal" y superar los problemas en la lechería.

Comentá la nota