Tú También, Tano

El titular de la estatal Petrominera SA, dirigente del PJ, guía espiritual de los maestros de Chubut y precandidato a senador nacional por el PJ, Néstor "Tano" Di Pierro, es el próximo "blanco móvil" de la interna oficial, susurran los pasillos de Fontana 50. Di Pierro hizo trascender esta semana su intención de disputarle a Marcelo Guinle el primer lugar en la lista de candidatos a senadores por el PJ.

La figura de Di Pierro, un opositor cerrado a Guinle, cosecha críticas desde el pasado fin de semana, pero no sólo por esa causa. Es que en el Gobierno dicen tener confirmado que también en Comodoro Rivadavia hay una partida de los famosos carteles del 80 al 100 por ciento, que fueron recibidos por algún dirigente del peronismo petrolero aunque luego, como sucedió en Puerto Madryn, faltaron voluntarios para estamparlos en los muros de esas dos ciudades.

"A Madryn llegaron, pero Eliceche nada tiene que ver con eso. Cortala con lo del alto funcionario", le sugirió un colaborador del jefe comunal a Rawsonline, que tiene el nombre del titular de la agrupación donde están, o estaban, las benditas (¿malditas?) imágenes.

Los hombres del intendente aseguran que su jefe "no hará más ruido", al menos por ahora. La decisión no es extraña, dada la extraordinaria cosecha de su paso por Buenos Aires, durante la cual su nombre -y el de Norberto Yauhar- aparecieron en una crónica del diario Clarín junto a Elisa Carrió, Luis Juez, Néstor Kirchner y su colega de Córdoba, Daniel Giacomino, lo que no es precisamente poco.

En medio de este conjunto de datos hay de todo. Desde la irrupción de los humoristas que sostienen que en realidad Kirchner convoca a dirigentes del PJ para manifestarles su amor por Das Neves y su carácter de soldado fiel del dasnevismo, hasta la furia declarada de la interna.

Por ejemplo, el miércoles hubo uno que tomó un poco de su propia sopa. Ese fue Lino Villagara, el más estrecho colaborador de Yauhar y autor repetidas veces de la misma maniobra que sufrió, es decir la revocatoria por causas políticas de su condición laboral, una práctica inaugurada por Das Neves, con la colaboración de la Fiscalía de Estado entonces y el entusiasmo fervoroso de otros.

Comentá la nota