También suenan los hijos o la esposa del jefe comunal Ahora, José Molina no descarta ser candidato a concejal

El Senador pelea por renovar su banca, pero no descartó que "en caso de ser necesario" pueda aceptar la movida. Sería una maniobra que le serviría a Zúccaro como alternativa a su negativa a encabezar la lista. "Yo hago lo que me diga el intendente", aseguró.
"Vamos a poner toda la carne en el asador, pero en mi caso no corresponde que encabece una lista", insistió el intendente Humberto Zúccaro, ayer por la tarde, aunque habló de "sorpresas" en el armado de la nómina de concejales, que el kirchnerismo pretende que encabecen figuras de renombre para arrastrar la mayor cantidad de votos hacia la dupla Kirchner - Daniel Scioli, quienes encabezarían la boleta de diputados.

Ayer los rumores ganaron los pasillos del Municipio y señalaban que la estrategia, luego de la negativa de Zúccaro de encabezar la lista, sería poner en ese lugar al senador Molina, quien deja su banca en diciembre de este año en la legislativa provincial, pero por la que lucha una renovación.

Esa pulseada que protagoniza Molina con otros referentes de peso de la 1ra. Sección Electoral, como Roque Cariglino, hermano de Jesús Cariglino, intendente de Malvinas Argentinas, ahora suma un ingrediente que pone de patas para arriba el escenario político local.

En diálogo con Pilar de Todos, Molina, aunque adujo que el intendente no le había comunicado esa intención, sí admitió que en caso de ser necesario lo aceptaría, una decisión que no necesariamente estaría atada a la pelea por obtener la renovación como senador.

"Nadie me hizo el ofrecimiento, pero yo hago lo que me indique mi conductor que es el intendente Zúccaro, y aceptaría ir a la cabeza de la lista de concejales si es necesario; sería un fuerte mensaje de apoyo a la candidatura de Néstor Kirchner, y hacia la militancia también", justificó Molina, quien no ve la posibilidad como un "retroceso" en su carrera pública, sino como un tramo más en el "largo camino" a transitar en la construcción política.

"Soy relativamente joven, me queda mucho tiempo por delante", añadió.

—¿Le interesaría en el 2011 ser candidato a intendente?—, preguntó Pilar de Todos.

—No, el candidato a intendente va a ser Zúccaro, quien ha demostrado largamente tener todo lo necesario para el puesto, la idea es volver a pelear por espacios provinciales o nacionales en dos años, en el caso de darse mi candidatura—, respondió.

Testimonial

El pedido de Kirchner para que los intendentes apoyen con el cuerpo su posible candidatura se topó con la negativa de Zúccaro a encabezar la nómina, pero la carta que maneja el oficialismo sería casi igual de sólida: la presencia de Molina, uno de los hombres fuertes del senado provincial, quien ya fue concejal durante 2 períodos entre 1993 y el 2001. Incluso, llegó a presidir el cuerpo y fue compañero de bancada del propio Zúccaro.

Sin embargo, la diferencia es que la de Molina no sería una candidatura testimonial, ya que este año finaliza su mandato como senador, por lo que sí asumirá en la banca en diciembre de este año.

Así, el oficialismo lograría conjurar dos situaciones que el gobierno avizora como posibles focos de conflicto: por un lado, la de apoyar el proyecto kirchnerista poniendo a la figura de Molina al tope de la lista, y por el otro lograr la presencia de un hombre experimentado dentro del legislativo, sobre todo en épocas de turbulencias políticas como las que se ven en el horizonte.

El lunes, Zúccaro se reunió con intendentes de la 1ra Sección Electoral, en donde insistió en que él no integrará la nómina, aunque ofreció "todo el apoyo que esté al alcance" al proyecto Kirchner – Scioli.

"Le dimos nuestro apoyo incondicional a la gestión que comenzó en el 2003 con el ex presidente Kirchner, y cada uno (por los intendentes) va a hacer el aporte necesario para que sea la fórmula que triunfe. Acompañar a Kirchner y Scioli es una necesidad de que si hay que poner toda la carne al asador la pondremos. Y de parte mía no jugar a dos puntas porque si estoy anotado como intendente no voy a encabezar ningún tipo de lista", reiteró Zúccaro en diálogo con el programa radial OFF THE RECORD (FM Estudio 2, 105,9).

—¿Cómo miden Scioli y Kirchner en Pilar?—, preguntó OFF THE RECORD.

—No les va mal en las encuestas; está Kirchner en un 37% y Scioli un 48%. Así que la fórmula va a andar bien y posiblemente la acompañaremos con algo importante para el distrito. Lo determinaremos el 7 de mayo (cuando se arme la lista definitiva).

—¿A qué se refiere con "algo importante"?

—Yo lo único que digo es que no voy a encabezar ningún tipo de lista, pero vamos a poner todo lo necesario para apoyar.

Como si la jugada de Molina candidato ya no fuera de por sí lo suficientemente fuerte, el intendente guarda otra carta debajo de la manga: poner el apellido Zúccaro en la lista, que se traduciría en la postulación de alguno de sus hijos, Enrique o Jazmín, o de la actual Secretaria de Educación, la esposa del jefe comunal, Carmen Rodríguez de Zúccaro.

A estas últimas opciones se les echará mano en el caso de que Molina sea convocado a renovar su banca en la legislatura, una pelea que él mismo dijo que no va a abandonar, aunque luego juegue "donde el intendente lo indique".

Comentá la nota