También en las provincias crece menos la recaudación

En enero, los ingresos aumentaron el 16%, menos de la mitad que en 2008; temen más déficit
Mucho no le reportó al jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, el aumento, este año, de la alícuota de ingresos brutos a la construcción, la industria, los hipermercados y los bancos. De poco le sirvió la eliminación de exenciones en el impuesto a los sellos a actividades como la transferencia de jugadores de fútbol. Por la crisis, la ciudad de Buenos Aires terminó recaudando en enero sólo un 6,1% más que en el mismo mes de 2008, año en que sus ingresos propios habían subido el 36,4 por ciento.

La situación de la Capital refleja parte del problema que afecta a casi todas las provincias. Un informe de la consultora Abeceb.com, que releva 14 distritos, incluidos los cuatro principales (otros gobiernos difunden con retraso sus datos), indica que la recaudación provincial se elevó en enero el 16,1%, a $ 3751 millones. El ritmo de crecimiento se redujo a la mitad del de todo 2008, cuando los ingresos se elevaron el 32,3%, a 37.577 millones.

La mayor tasa de crecimiento en enero se registró en ingresos brutos, que aportó un 22,3% más. Claro que, en el primer mes de 2008, las entradas por este tributo se habían incrementado 16 puntos más. Los ingresos por el impuesto inmobiliario cayeron el 0,4%. Los del impuesto automotor subieron el 9% y los del que grava a los sellos, el 10,1 por ciento.

De este modo, el peso de ingresos brutos, un impuesto atado al nivel de la actividad y la inflación, aumentó tanto que explicó 90% del incremento en la recaudación, según Abeceb.com. "No sorprende, por lo tanto, que muchas provincias hayan aumentado las alícuotas de este tributo en los últimos meses para incrementar su financiamiento", comentó la consultora que dirige Dante Sica.

Pero no todas las provincias arrancaron igual el año. Abeceb.com distingue tres grupos. El primero está integrado por las provincias que mantuvieron un fuerte crecimiento en su recaudación: Buenos Aires (25,1%), Santa Fe (24%) y Tucumán (18,8%). La administración de Daniel Scioli logró el alza gracias a la reforma tributaria que emprendió en julio y que elevó la alícuota de ingresos brutos a grandes empresas y comercios.

Por la crisis

Un segundo grupo está conformado por provincias "claramente influidas por las consecuencias de la crisis", según la consultora de Sica. Son distritos en los que los ingresos propios crecieron poco: Río Negro (9,9%), San Juan (8,3%), la ciudad de Buenos Aires (6,1%), Entre Ríos (6%), Formosa (5,8%), Mendoza (5,1%) y Jujuy (4,2 por ciento).

El aumento de la tasa de ingresos brutos permitió a Macri que ese impuesto le reportara el 18,6% más que en enero de 2008 e impidiera, así, una evolución tributaria más débil. En diciembre de 2007, apenas asumió el actual jefe de gobierno, se aplicó un fuerte alza de alumbrado, barrido y limpieza (ABL), que permitió a la Capital liderar la tasa de incremento porcentual de la recaudación de 2008, por encima del 34,7% de Catamarca y el 33,9% de la provincia de Buenos Aires. Las de menos crecimiento el año pasado habían sido La Rioja (19,5%), Entre Ríos (19%) y Salta (15,8 por ciento).

Precisamente, entre las provincias con peor evolución en enero pasado y, por lo tanto, más afectadas por la crisis, figuran La Rioja (con una caída del 3,5%), Corrientes (con un alza del 1,3%) y Salta (con una suba del 1,8 por ciento).

Rogelio Frigerio, del estudio Economía & Regiones, observa que el crecimiento de 16% de la recaudación provincial en enero "no es tan importante" y descarta que este año se pueda evitar el rojo fiscal. Ingresos brutos depende de una actividad y una inflación que se están desacelerando, al igual que la coparticipación federal de impuestos, que es más importante aún que la recaudación propia para la mayoría de las provincias. La coparticipación representa la mitad de los ingresos bonaerenses y 60% de los cordobeses y santafecinos, según Frigerio. En cambio, supone el 25% de los de la Capital, agrega el analista.

Las transferencias de la Nación a las provincias por la coparticipación, que habían crecido el 28,9% en los primeros diez meses de 2008, subieron sólo el 14,6% en noviembre, el 14,4% en diciembre, el 0,5% en enero y el 12% en febrero, según Economía & Regiones. "Casi todos los presupuestos provinciales prevén una recaudación superior a la real", advierte Nadin Argañaraz, del Instituto de Análisis Fiscal. "Están readecuando sus números", añade, y calcula que en 2008 el conjunto de las provincias tuvo un déficit primario (antes de los intereses) del 0,3% del PBI y uno financiero (tras los intereses), del 0,6%, por culpa de Buenos Aires, Capital y otras provincias. El 2009 puede ser peor

Comentá la nota