También la Policía neuquina debe a sus proveedores

La Policía neuquina reconoció oficialmente que está haciendo varios recortes por falta de fondos, pero no admitió tener en rojo las cuentas a pesar de que la deuda con proveedores asciende a 6 millones de pesos.
La situación financiera de la fuerza de seguridad es complicada y repercute en su funcionamiento y desempeño.

El presupuesto de funcionamiento de la policía, según explicó el jefe de la fuerza Juan Carlos Lepén, contempla ítems como combustible, agua, luz, gas, teléfono, librería, repuestos, municiones y gasto de comida de los internos detenidos en las unidades de la provincia, además de compras varias.

Si bien la pauta de gastos 2009 no está aprobada, ronda los 25 millones de pesos. Es un 30 por ciento superior a la del año pasado que fue estipulada en 18 millones de pesos aunque se ejecutaron alrededor de 20 millones de pesos.

El responsable de la policía reconoció que la deuda con proveedores es importante. "Estamos atrasados en los pagos como toda la administración pública. Recién estamos cancelando marzo y la deuda rondará los 6 millones de pesos", sinceró Lepén.

Por ahora no se han producido corte de servicios y según entiende el uniformado "las empresas que trabajan con la policía ya tiene armado el circuito de pago y saben que el Estado siempre tiene demoras".

A la deuda que mantiene la policía con proveedores se agrega que en la actualidad no hay fondos para adquirir repuestos por lo que los móviles que se rompen quedan parados hasta que se logra una autorización parcial de gastos que les permite salir del paso.

El difícil panorama económico obligó a que se comenzaran a instrumentar una serie de recortes para darle un poco de aire al presupuesto de funcionamiento.

El primer ahorro que se hizo fue en materia de telefonía celular. "Teníamos un gasto de poco más de 50.000 pesos y lo logramos bajar a unos 40.000 pesos", detalló Lepén.

"Se le pidió a todos los comisarios que hagan control de uso pero en el caso de que necesiten más el comisario lo pide y se le autoriza pero hay que racionalizar los recursos", detalló el titular de la policía.

Otro de los ajustes alcanzó a los elementos de librería. Y el rubro alquileres tuvo una merma importante ya que se dejó de alquilar la propiedad donde funcionaba la oficina de la Secretaría de Información de Estado lo que generó un ahorro de unos 4.500 pesos. A futuro se pretende dejar de alquilarle a Vialidad Nacional el predio que utiliza la Dirección de Tránsito

Comentá la nota