El 28 también es electoral en Uruguay

La campaña electoral en Uruguay con vista a las elecciones internas abiertas que nominarán los candidatos a suceder al presidente Tabaré Vázquez entra en su última semana y todo hace prever que no habrá grandes sobresaltos respecto de los favoritos en cada uno de los partidos. José "Pepe" Mujica es el favorito en el oficialista Frente Amplio; lo mismo sucede con Luis Lacalle en el Partido Nacional (Blanco), en tanto que para los Colorados Pedro Bordaberry es el precandidato indiscutible.
Encuestas de diverso origen permiten estimar que el próximo domingo más de la mitad de los 2,5 millones de uruguayos habilitados para votar participarán en unas elecciones que no son obligatorias. Concretamente, se estima que 1,3 millón –57 por ciento– de ciudadanos se presentarán a votar en los comicios por los cuales el centro-izquierdista Frente Amplio (FA) y los partidos conservadores Blanco y Colorado nominarán sus candidatos presidenciales para las elecciones nacionales del 25 de octubre.

En el conglomerado de izquierda, el veterano dirigente tupamaro José "Pepe" Mujica parece haber sacado una ventaja indescontable a su inmediato competidor, el ex ministro de Economía Danilo Astori, quien de todos modos podría acompañarlo en la fórmula presidencial. Las últimas encuestas asignan a Mujica una intención de voto de entre 49 y 51 por ciento, en tanto Astori concita el apoyo de entre 37 y 39 por ciento y Marcos Carámbula, tercero anotado en la contienda y actual intendente de Canelones, llega a entre nueve y 10 por ciento.

En el derechista Partido Nacional Luis Lacalle continúa sacando ventaja a su competidor, el senador Jorge Larrañaga. Lacalle, que fue presidente entre 1990 y 1995, registra entre 60 y 63 por ciento de la intención de voto de su partido, mientras su adversario logra entre 34 y 35 por ciento. El Partido Colorado, que alguna vez fue la primera fuerza nacional, hoy atraviesa una crisis de representatividad que lo relega a tener un apoyo nacional de algo más de 10 por ciento. En él, Pedro Bordaberry –hijo de Juan María, el mandatario que en 1973 convirtió su mandato constitucional en una dictadura– lidera cómodamente su interna con una intención de voto que oscila entre 76 y 79 por ciento, seguido de José Amorín Batlle, con algo más de 10 por ciento, y Luis Hierro López, apenas por debajo de esa cifra.

Más que por los resultados del domingo, los uruguayos están interesados en analizar qué pasará en octubre, ya que según quién sea el candidato de uno u otro partido se puede vislumbrar qué posibilidades tendrán.

De estilo informal, Mujica, ex ministro de Ganadería de Vázquez, se convierte en una incógnita respecto de si será capaz de imponerse luego en la elección presidencial en primera vuelta. No son pocos los dirigentes de dentro y fuera del Frente Amplio que consideran que el senador es un buen candidato para lograr apoyos "propios", pero no lo sería tanto si tuviera que lograr votos en una segunda vuelta. En ese sentido, Lacalle aparece, según las encuestas, como un candidato "potable" para una eventual segunda vuelta, lo cual acrecienta las posibilidades de la oposición de alzarse con la victoria.

Comentá la nota