También, desde CAMECO cuestionan la nueva "Saladita" de la Bristol

Representantes de la Cámara Marplatense de Empresas Comerciales y de Servicios (CAMECO) exigieron este lunes "una acción concreta" por parte de la Comuna para terminar con la venta ambulante de "mercaderías truchas, marcas falsificadas, productos sin factura respaldatoria, elementos nocivos para la salud como anteojos, electrodomésticos y electrónicos piratas", entre otros de los objetos que se venden de manera ilegal en la vía pública.
"Cada vez que llega diciembre, el verano o fechas importantes para el consumo comercial se expande la venta ambulante y clandestina", cuestionaron desde la entidad a través de un comunicado, en el que también recordaron que "el reclamo de controles es uno de los aspectos que todos los años la entidad realiza ante las autoridades, cualquiera sean las mismas".

En esta línea, y con la firma de Juan Antonio Gutiérrez, Héctor Domínguez y Guido Dalia, CAMECO recomendó a la Municipalidad una tarea "concreta" sobre los sectores "más comúnmente afectados" –en las avenidas céntricas y la costa- y reclamaron verificación permanente para evitar situaciones de "competencia desleal con el comercio establecido".

"Uno de los aspectos centrales pasa por organizaciones que proveen de mercaderías a muchas personas, para que realicen sus ventas", dijeron, al tiempo que pidieron "compromiso y acción decidida de la Comuna en defensa de quienes pagan las tasas –en especial aquellas afectadas directamente al comercio- y sin embargo son relegados ante la discrecionalidad de quienes tienen el poder de policía".

En el mismo sentido, la entidad pidió a los organismos de contralor, desde ARBA hasta la AFIP-DGI , que "realicen operativos" sobre esta situación puntual que se despliega en el centro y la costa de Mar del Plata. Al mismo tiempo denunciaron que "en las calles se advierten marcas falsificadas, artículos industrializados, DVD truchos, anteojos sin control profesional, entre otros productos de procedencia inexplicable".

Por último, CAMECO resaltó que "el comercio legalmente instalado está inmerso en una difícil situación y debe soportar esta competencia desleal y una presión impositiva creciente. La paciencia tiene un límite".

En tanto, en declaraciones a 0223.com.ar, el presidente de la entidad, Héctor Domínguez, hizo hincapié en la construcción de una plataforma sobre la arena de la playa Bristol, de aproximadamente 3000 m2 , en donde se reubicaría a los vendedores ambulantes que tradicionalmente se instalan en la rambla.

"Pareciera que es un problema de nunca acabar: ahora se traslada a los vendedores ambulantes a otra parte de la playa porque le molesta al concesionario del hotel Provincial pero el problema sigue estando", aseveró.

A su vez, aclaró que están de acuerdo con "la existencia de una variante del comercio, que puede ser la ambulante, pero tiene que ser un lugar determinado, no la playa, y (los vendedores) tienen que pagar por el uso del espacio, deben estar inscriptos en la AFIP , etcétera".

"No estamos para nada en contra de los artesanos, pero sí de la gente que consigue mercadería y la comercializa en la playa, como en la Salada de Buenos Aires. Se termina haciendo una especie de Saladita en la playa y las autoridades tendrían que empezar a pensar la manera de frenar esta situación", sentenció.

Comentá la nota