También, la Defensoría del Pueblo pone reparos al traslado de los boliches de Alem a la Escollera

Luego de que el intendente Pulti reflotara el proyecto de trasladar los boliches de Alem a la Escollera Norte, la Defensora del Pueblo adjunta, Mónica Felices, puso reparos ante el anuncio del Ejecutivo. Por otro lado, en relación al pedido de los empresarios de una ampliación del factor ocupacional en los locales nocturnos, la funcionaria consideró que los bolicheros "están buscando que se les haga un legislación a medida".
ESCOLLERA NORTE

En los últimos días, el intendente Pulti ratificó su decisión política "tomada hace un año y medio atrás de llevar a cabo en la escollera norte un desarrollo urbanístico que contemple la creación de una terminal de Cruceros y un corredor gastronómico recreativo dentro del cual esté el corredor nocturno de Alem", pese a lo cual admitió que el proyecto se encuentra "en una etapa de transición".

También, el Gobierno Municipal anunció que esta semana elevará a consideración del Honorable Concejo Deliberante un proyecto de ordenanza a través del cual se modificará el Código de Ordenamiento Territorial (COT) en el sector comprendido entre las calles Alem, Primera Junta, Bernardo de Irigoyen y Almafuerte.

"Lo que buscamos es que esta calle que está a dos cuadras del mar, en una de las zonas más calificadas de la ciudad se convierta en un polo de inversión ya sea para realizar este tipo de propiedad horizontal de poca altura pero de alta calidad o para instalar hoteles 3 ó 4 estrellas de pocas plazas pero de mucha jerarquía", explicaron desde el oficialismo.

Al respecto, la Defensora del Pueblo adjunta, Mónica Felices, sostuvo en declaraciones a FM Ciudad 99.1 que dicho anuncio provocó que los vecinos se hayan acercado a la Defensoría "a manifestar su preocupación y que no han solicitado cambio de Código de Ordenamiento Territorial". "También expresaron que el cambio en la parte urbanística les va a traer más problemas porque no tienen algunos de los servicios básicos; hay gente que no tiene agua en esta época", aseguró.

En ese sentido, la funcionaria señaló que los habitantes de Playa Grande no están a favor de que "cierre nadie sino de que cada comercio lleve adelante su explotación con el rubro que tienen, que se cumpla con la ordenanza".

A su vez, remarcó que "está bueno que Mar del Plata tenga su propios emprendimientos y que crezca, pero la costa es larga y tendría que haber una licitación que tenga que ver con las mejores propuestas e inversiones y no (beneficiar) particularmente a un sector que ha venido teniendo problemas a lo largo de los años. Todos tienen derecho a estar situados en un lugar privilegiado de la costa cuando hacen buenas inversiones".

"Sería bueno que se defina, en el marco del Plan Estratégico, en qué lugares pueden estar ubicados este tipo de comercios relacionados con la nocturnidad, lo que habla de tener una ciudad organizada de aquí en adelante para no tener después los problemas de convivencia que estamos teniendo ahora", subrayó.

FACTOR OCUPACIONAL: "LOS COMERCIANTES ESTÁN PIDIENDO UNA LEGISLACIÓN A MEDIDA"

En otro orden, Felices se refirió a la polémica suscitada entre los empresarios de la calle Alem y el gobierno municipal, en torno a los controles que los bolicheros denominaron "excesivos, desproporcionales y asfixiantes", y al pedido de ampliación del factor ocupacional en los locales nocturnos del sector.

Sobre esto último, la Defensora del Pueblo adjunta aclaró que "no lo determina el Municipio sino que es un decreto ley de la provincia de Buenos Aires, por lo cual no es el Concejo Deliberante el que puede hacer una variación del factor de ocupación de esos lugares. De hecho, quien otorga el factor ocupacional es Bomberos de la provincia".

"La mayoría de estos locales están habilitados como restaurante, bar o confitería. Si se toma como actividad principal el rubro restaurante, no se necesita un certificado de factor de ocupación. Este es un elemento que se controló fuertemente en bailables después de lo que pasó en Cromañón, pero Alem no puede tener bailables pero ellos bailan", aseveró.

En ese contexto, analizó que "cuando se habla de legislaciones anticuadas, que hay persecuciones y no se entiende que no se puede legislar ‘a medida de’ y que las inspecciones de la Municipalidad son a todo el Partido y no a un sector específico, uno tampoco lo entiende".

"Han pasado muchos años donde se han acostumbrado a hacer lo que quieren y a infringir la norma permanentemente, lo que se traduce en las actas de infracción. La parte indelegable del estado es hacer controles y resguardar la seguridad de las personas, porque quien ha otorgado la habilitación es el Municipio del partido de General Pueyrredon", enfatizó.

Y sentenció: "Claramente no se está diciendo que hay un grupo de comerciantes que está pidiendo que le hagan una legislación a medida porque se acostumbraron a hacer todo lo que la legislación les prohibía y pretenden hablar de usos, costumbres y parte económica que, me parece, no se vio afectada porque esos comercios han crecido. Que no confundan a la población y digan qué es lo que están haciendo, lo que generan y lo que quieren lograr porque no se puede modificar un decreto ley desde el Concejo".

Comentá la nota