“También debería estar yo”

La reunión del jefe de Gobierno porteño con los peronistas disidentes sería mañana. Mientras Solá se mantiene en silencio y De Narváez pide “internas abiertas”, el macrismo anticipó que espera “trabajar en un proyecto” y más adelante tratar las candidaturas.
La última novela del verano parece ser la reunión que convocó el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, para evaluar la conformación de un frente común con los diputados Felipe Solá y Francisco De Narváez, con el propósito de enfrentar al kirchnerismo en las elecciones legislativas bonaerenses. Mientras afinan el lápiz para el encuentro que podría concretarse mañana al mediodía, ya se plantean diferencias sobre cómo diseñar la lista de candidatos.

Luego de tirarse flores durante toda la semana pasada, contando con la bendición del ex presidente Eduardo Duhalde, los peronistas disidentes Felipe Solá y Francisco De Narváez se aprestan a reunirse con Macri en las próximas horas. Según fuentes del peronismo de la ciudad, vinculadas al macrismo, el encuentro se hará “el miércoles al mediodía” en la sede del gobierno porteño, aunque destacó que “de la reunión saldrá una expresión para trabajar en forma conjunta y nada más. Es una locura pensar que de allí saldrá una lista”.

Cuando todavía le están dando las puntadas finales a la mesa del encuentro al que De Narváez ya comprometió su presencia y sobre el que Solá aún no hizo declaraciones, el diputado y empresario de medios dejó trascender que pedirá un comicio primario o internas abiertas para imponer el orden en la lista de candidatos.

“Tenemos que ser parte de la solución y no del problema, la convocatoria de Mauricio es generosa, es amplia, creo que no puede haber una convocatoria del peronismo disidente y que no esté Felipe. Hago mal en incluirme, pero también debería estar yo”, señaló De Narváez. Sucede que Solá todavía no confirmó su participación públicamente, por ello el diputado dijo que “ojalá (Solá) acceda a la reunión, va en sintonía con lo que él venía haciendo, creo que los Kirchner sacaron el aire a la política y nosotros tenemos que ir por el camino contrario, hay que abrir las puertas, las ventanas, hay que dejar que entren desde todos los sectores”.

Solá, actual diputado por el Frente para la Victoria, ex gobernador bonaerense y ex secretario de Agricultura durante el gobierno de Carlos Menem, compartirá hoy, en Mar del Plata, una charla con Jorge Macri, el diputado provincial y primo del jefe de Gobierno porteño. La charla versará sobre adicciones, pero se especula que antes o después limen algunos de los puntos que se tocarán en la mesa del encuentro. La repercusión que tuvo el acercamiento de Solá hacia Macri ya generó movimientos dentro del PJ bonaerense (ver aparte) e incluso sectores del FpV salieron a pedir su renuncia a la banca.

La conformación de la lista es un tema por el que mostró mayor preocupación De Narváez, a quien Duhalde habría pretendido ubicar en segundo lugar, detrás de Solá, cuando todavía no se divisaba el acercamiento con Macri. El millón de votos que consiguió en la elección para gobernador en la que salió tercero empuja al empresario a pedir “internas abiertas”, algo que al PRO no le parece adecuado. El diputado macrista Christian Gribaudo destacó que el eje del encuentro será asentar las bases “para trabajar en un proyecto” para el distrito sin pensar en las candidaturas. Se mostró convencido de que, “si hay un proyecto en común, los cargos se arreglan fácil”.

Comentá la nota