También Alberto Pérez debería pagar "multas" por el Riachuelo

El inédito fallo del Juez Federal de Quilmes Luis Armella que por primera vez aplicó multas a funcionarios públicos por el incumplimiento de sus obligaciones en el proceso de Ejecución del Fallo de la Corte Suprema que ordenó sanear la cuenca Matanza- Riachuelo, involucra, además, al Gobierno bonaerense.
Así lo estipula la Resolución Judicial a la que accedió INFOCIELO, y en la que se menciona, además de al Presidente de la Autoridad de la Cuenca Matanza-Riachuelo, Homero Bibiloni y a los jefes comunales de Lomas de Zamora, el renunciado Jorge Rossi y de Lanús, Darío Díaz Pérez, a dos hombres, uno de ellos clave, de la administración provincial: el Jefe de Gabinete, Alberto Pérez y el Administrador General de la Dirección de Vialidad bonaerense, Arcángel Curto, de quines además de pedir la liquidación de haberes.

En su parte resolutiva, el magistrado estipula que para el caso de "aplicarse la multa aquí establecida, se deberá requerir a los organismos correspondientes, la certificación de ingresos que por su función –en todo concepto- percibe el Ministro de Jefatura de Gabinete de Ministros del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, Lic. Alberto Pérez", de quién solicitó, además, "sus declaraciones juradas de bienes".

Desde Jefatura de Gabinete, reconocieron la mención del funcionario provincial, pero negaron, no obstante, que la decisión pueda tener algún efecto real, y atribuyeron la aparición de Alberto Pérez en el polémico fallo, a una simple cuestión de "organigrama", gubernamental al no tener un responsable directo el Organismo ambiental de la Provincia, el OPDS.

Progresiva como en el resto de los casos intimados, la advertencia del Juez de cobrarle una multa con respaldo personal al Jefe de Gabinete de Scioli, estipula –cumplido el plazo establecido por la resolución- una sanción pecuniaria "por el monto de PESOS CINCO MIL ($5.000) por cada día de incumplimiento la primer semana; el monto de PESOS 10 MIL ($10.000) por cada día de incumplimiento a partir de la segunda semana y el monto de PESOS QUINCE MIL ($15.000) por cada día de incumplimiento a partir de la tercer semana".

Después, la progresión en la liquidación del valor de la multa será "en forma semestral, hasta tanto se dé efectivo y total cumplimiento con lo aquí ordenado".

Por qué se aplicaron las multas: Tras su resolución, la Corte Suprema delegó en el Juez Federal de Quilmes, Luis Armella, el cumplimiento del fallo que ordena el Saneamiento del Riachuelo, con la advertencia de que el incumplimiento, devendría en el cobro de una multa, al Titular de la Autoridad de esa Cuenca (ACUMAR), y al resto de los funcionarios con responsabilidad en dar cumplimiento a esa resolución.

En la lógica de la aplicación de las altísimas –además de progresivas- multas impuestas, según relataron fuentes judiciales, el magistrado pretende que a los funcionarios responsables de sanear el Riachuelo, les resulte más costoso hacer frente al pago de las multas, que iniciar las obras ordenadas con ese fin. Porque además, de concretarse, el dinero proveniente de las multas con los que se castiga a los funcionarios públicos, "deberán integrarse a un fondo" destinado a solventar las acciones y obras tendientes a lograr la recomposición de la Cuenca.

Comentá la nota