TAMBEROS SANTAFESINOS QUE SE QUEJAN POR ACUERDOS CON LA INDUSTRIA. Leche al borde del derrame

Productores autoconvocados reclamaron por la baja paulatina del precio de la leche y el incumplimiento del acuerdo lácteo que obligaba a unas pocas lácteas a pagar 1 peso por litro al tambero. Protestas en los próximos días.
La gremial láctea Meprolsafe (la Mesa de Lechería) suspendió su asamblea prevista para ayer en la localidad santafesina de Nuevo Torino. Aunque esta entidad no explicó las razones de la suspensión y traslado del evento al 2 de enero a la misma hora y lugar, según trascendió en esa zona del ese provincial, la suspensión se pudo haber dado por el ambiente hostil que circula dentro del sector de productores de leche hacia la mencionada gremial que firmó una cuerdo lácteo que, finalmente, resultó imposible de cumplir.

Es que durante la protesta que se realizó esta semana frente a la láctea Williner en la localidad de Bella Italia -muy cerca de Rafaela-, un grupo de 250 productores autoconvocados reclamaron por la baja paulatina del precio de la leche y el incumplimiento del acuerdo lácteo que obligaba a unas pocas lácteas a pagar 1 peso por litro al tambero.

Mientras Alfredo Curiotti, presidente de Williner, les indicó durante la protesta que la empresa no había firmado el documento y por lo tanto, no está obligada a cumplir su dictamen, los productores apuntaron sus críticas a las empresas, el Gobierno nacional y la misma gremial que los nuclea y sí avaló el documento firmado en Olivos.

"Esto que hicimos (la protesta) es una muestra y para muestra basta un botón. El viernes vamos a ir a Torino a la asamblea y vemos qué hacemos. Mi idea es decirle a la Mesa de Lechería (Meprolsafe) que nos sumemos a la Mesa de Enlace. Esto de ir a aplaudir a Cristina y estos acuerdos que se firman no me gusta. Creo que debemos acoplarnos a la Mesa de Enlace y organizar la lucha como debe ser", dijo Gabriel Negro, un productor de Sarmiento, que fue presidente comunal de esa localidad y el martes pasado estuvo frente a la planta de Williner.

Mientras tanto, otro de los productores autoconvocados le dijo al diario Castellanos de Rafaela que "a nosotros nos parece que en estos momentos la Mesa está muy politizada. Nos da la impresión de que Moreno promete, y ellos vienen y lo plantean, pero están muy confiados en lo que dice el funcionario, y la gente sabe ya que lo que dicen no es cierto. Creo que la Mesa se va a encontrar con muchos desencuentros con la gente en esta reunión".

Por otra parte, las principales firmas nacionales comenzaron a buscar asesoramiento, a fin de determinar la legalidad de la disposición del ejecutivo nacional sobre la "Ley de abastecimiento", que quiere emplear el gobierno nacional para hacer cumplir el último acuerdo de precios, es aplicable a todas las empresas o sólo a las que firmaron dicho pacto en Casa de Olivos. En principio, la norma sería solamente aplicable a aquellas empresas que se comprometieron a pagar 1 peso por litro de leche a los tamberos durante los meses de octubre, noviembre y diciembre de 2008 y enero de 2009.

"Esto es algo que no es aplicable a las empresas que no firmaron el acuerdo; nosotros no tenemos por qué hacernos cargo de algo que nunca nos comprometimos a cumplir", comentó una fuente de una empresa láctea cordobesa. "Siempre supimos y dijimos que es imposible abonar dichos valores a los productores lecheros", señaló la fuente, para luego agregar que "esta medida fue diseñada por el Gobierno para engañar una vez más a los tamberos".

El acuerdo fue firmado por representantes de Mastellone, SanCor, Nestlé Argentina, Lácteos Lahore y Capilla del Señor. También fue avalado por los dirigentes tamberos de la gremial local, Meprolsafe, y tamberos de Caprolec (Córdoba) y Capaprole (La Pampa).

La Ley 20.680 fue sancionada en 1974 y autoriza al Estado a "establecer, para cualquier etapa del proceso económico, precios máximos y/o disponer la congelación de los precios en los niveles vigentes o anteriores"

Comentá la nota