Tamberos en pie de guerra bloquean la entrada a Sancor en Sunchales

Tamberos en pie de guerra bloquean la entrada a Sancor en Sunchales
Los producutores protestan porque las industrias no pagan 1 peso por el litro de leche cruda, tal como se acordó el año pasado con el Secretario de Comercio Interior. La sequía y la baja rentabilidad ahogan al sector.
Un piquete de productores lecheros bloquea desde hoy a la mañana el acceso a la planta principal de la empresa Sancor, en la ciudad de Sunchales. El motivo de la protesta es el incumplimiento de las industrias respecto del acuerdo nacional para pagar 1 peso por litro de leche al productor primario. Los empresarios alegan que si pagaran ese precio, varias jugadoras del sector lácteo irían a quiebra.

Uno de los tamberos que participa del bloqueo, Hugo Cometo, oriundo de Llambi Campbell (el pueblo donde nació Carlos Reutemann) le dijo a la radio LT 10: "Protestamos frente a esta usina láctea porque el productor trabaja, (la leche) pasa por la manos de ellos y se quedan con la mejor parte de las ganancias, mientras que a un productor agropecuario le llegan liquidaciones a 53 centavos por litro de leche".

"Es imposible que salgamos a trabajar" sostuvo Cometo, y añadió que "hay productores que ya les anunciaron que van a cobrar 53 centavos, y algunos hasta 50 centavos".

También indicó que "el lunes estuvimos con el ministro de la Producción (Juan José Bertero), nos atendió muy bien y nos dijo que nunca nos iban a pagar $1 porque el Moreno pasó por encima a la Mesa Láctea en Buenos Aires".

Siguiendo con su crítica hacia el secretario de Comercio Interior de la Nación, Cometo señaló que "el funcionario les prometió $1 y es incumplible, porque las empresas lácteas no están en condiciones de pagar, porque se están guardando las riquezas o porque es un acuerdo que no se va a cumplir.

Entonces, el productor está desesperado, la leche hay que sacarla todos los días de sus tambo para ser procesada y no tiene sentido".

Por último, el producto autoconvocado aseguró que "será una protesta pacífica, como se hizo frente a Williner, donde se bloqueó la entrada de camiones.

El sector lechero necesita una solución, no quiere liquidar sus tambos y tener que irse a una ciudad después de tantos años de trabajo y sacrificio. No les dejan herencia a sus hijos y no les dan posibilidad a su hijos de quedarse en el campo".

Comentá la nota