Tamberos endurecen su postura y bloquean lácteas

Los productores de leche se aprestan a dar inicio a una serie de protestas en reclamo de un mayor precio para la materia prima y contra el cierre de establecimientos
La dirigencia rural había advertido hace un par de semanas que este año será más conflictivo que el 2008. Y no se equivocaron. Las primeras protestas prometen arrancar en estos días en el sur santafesino, de la mano de tamberos autoconvocados, que descreen de las políticas impartidas por el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, para que las empresas lácteas le paguen más por la materia prima.

Tras denunciar que los precios de la leche se pagaban 30% por debajo del acuerdo impulsado por Moreno, advertir que más de 8000 establecimientos están al borde de la quiebra por falta de rentabilidad y señalar que para el invierno puede faltar leche, productores del sur de Santa Fe realizarán hoy una asamblea general en la que definirán acciones de protesta.

El encuentro en Nuevo Torino tiene como antecedente previo varios bloqueos a plantas lácteas del sur de esa provincia, para exigir un aumento en el precio que les pagan, interrumpidos por las Fiestas. Los productores, cada vez más distanciados de la conducción de la mesa láctea santafesina por su alineamiento con el gobierno K y los acuerdos incumplidos que impulsa Moreno, tienen pensado definir si se apartan de ese nucleamiento y se suman a la mesa de enlace agropecuaria nacional para efectuar sus reclamos.

Analizarán, aunque sin demasiada perspectiva las ideas que Moreno puso sobre la mesa el martes pasado, cuando recibió a los empresarios lácteos que no cumplieron con el pago de $ 1 por litro de leche como estaba acordado y sus previsiones para los próximos meses.

Mientras se estima que las lácteas pagarán un promedio de 60 centavos por litro de leche entregada en diciembre, el secretario de Comercio Interior blandió nuevamente su amenaza de aplicar la Ley de Abastecimiento a las empresas que sigan sin cumplir el convenio firmado el 20 de octubre en la residencia de Olivos.

En ese marco, se supo que el funcionario les aseguró a las firmas y productores que lo visitaron el martes que buscará firmar a mediados de este mes un nuevo convenio, donde fijará un mínimo de $ 1 para el litro de leche y se explicitará que quien no cumpla será sancionado con multas y hasta prisión.

Pero los productores descartan que esas amenazas los beneficien. Así los santafesinos picarán en punta en cuanto a arrancar el calendario de protestas rurales incluso antes de que Alfredo de Ángeli, dirigente entrerriano de Federación Agraria (FAA) y líder de los autoconvocados, encabece en Gualeguaychú una asamblea de ruralistas para definir cuando saldrán a las rutas para exigir cambios en la política agropecuaria.

El descontento del sector tambero está latente en todas las cuencas lácteas del país –Santa Fe, Córdoba, Buenos Aires, Entre Ríos y La Pampa–. Y en cada lugar aparecen casos extremos, con productores endeudados, sin posibilidades de alimentar a sus animales y malvendiendo las vacas. Eso porque en general se paga unos 53 centavos por kilo, a razón de $ 250 por un animal que en buenas épocas podía entregarse a $ 650 o $ 700.

“La situación no da para más. La sequía, los altos costos del alimentos y el bajo valor que se paga hacen la ecuación imposible”, manifestó un tambero bonaerense, que ve como única salida el reclamo generalizado en las puertas de las empresas lácteas.

Comentá la nota