Tamberos debatirán por un paro nacional

Será el primer jueves del próximo mes cuando en la Sociedad Rural de Esperanza se reúnan los productores lecheros de todo el país para avanzar hacia una medida de fuerza nacional.
El horizonte en los tambos viene cargado y no de aguaceros precisamente. Son muchos los años de lucha para mantenerse en la actividad y la poca colaboración del Gobierno nacional, para no decir intromisión, es lo que desde hace muchos meses colma la paciencia en los campos.

Si bien un dirigente hace días negó lo que se había conseguido en la asamblea de diciembre de 2007 en San Francisco, ahora los autoconvocados irán por el mismo objetivo el próximo jueves 5 de febrero a las 19 horas. En la asamblea nacional a la que se está llamando desde el grupo de autoconvocados -que se movilizó en diciembre frente a Sucesores de Alfredo Williner en Bella Italia y hace dos semanas en la planta de SanCor en Sunchales- y que ya adhieren las entidades agropecuarias nacionales, junto a asociaciones de tamberos de toda la provincia de Santa Fe, e incluso de Entre Ríos, se propondrá la realización de un paro nacional, ante el estancamiento de negociaciones, la reiteración de incumplimientos y demás males que están siendo letales para el tambo.

La unificación que se plantea, para que las entidades madres del campo afronten este reclamo, habla de la segmentación sufrida en la Mesa Nacional de la Lechería, en sus variantes provinciales, pero por sobre todas las cosas, la falta de correlación entre la voluntad de los afiliados y los resultados de los acuerdos. Para semejante tarea, estarán presentes dirigentes nacionales y no se descarta alguna visita significativa para incentivar esta lucha.

Con 75 centavos por leche los tambos no subsisten y precios mayores las pequeñas y medianas industrias no pueden pagarlos. Es un círculo cerrado por la falta de apoyo, que hoy podría gestarse a través del desaparecido fondo acumulado de las quitas por exportación que sumaba más de cien millones de dólares y que hoy nadie se atreve a reclamar.

Ese dinero convertido en genuino subsidio que retorne al mismo sector que lo genera sería una alternativa del "mientras tanto", pero simula ser parte del recuerdo.

En estas horas

El cronograma de actividades lecheras está cargado de novedades, tal como pudo saber LA OPINION, ya que esta noche en la Sociedad Rural de Esperanza habrá una reunión enfocada al sector, que fijará algún tipo de postura ante el encuentro que mañana tendrá lugar en la Sociedad Rural de Rafaela, convocado por la comisión directiva de la Mesa de Productores de Leche de Santa Fe. Primero a puertas cerradas y luego ampliada a algunos de los tamberos que la integran, la reunión será una suerte de descripción de lo gestionado en el último tiempo con Guillermo Moreno, e incluso con los industriales en Capital Federal.

Las novedades no serán demasiadas, ya que si tenemos en cuenta el comunicado oficial de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas tanto de Santa Fe como de Córdoba, "la tendencia de la producción fue a tratar el acuerdo anterior antes que una nueva negociación del precio de la leche", sin embargo para esta semana "se trazó una línea de trabajo para buscar soluciones a la coyuntura, entendiendo la problemática de las partes. Nuestra posición fue de acercamiento entre las partes, trabajar en conjunto con la producción y el Centro de la Industria Lechera (que suma a las grandes industrias); y generar un espacio de diálogo. Podemos decir que hubo coincidencias en algunos puntos y que se trazó un camino de trabajo".

Moreno no dejó la puerta tan abierta como muchos creen, la negociación tiene determinaciones concretas, sólo se espera que se flexibilicen las intenciones.

Comentá la nota