Los tamberos bloquearán una planta de La Serenísima

Después de regalar leche anti k, impedirán el ingreso a la planta en reclamo por "la crítica situación de miles de pequeños y medianos productores".
Luego de entregar sachets de leche anti k en varios supermercados del país, los productores tamberos bloquearán este miércoles desde las 10.30 el tránsito de camiones a la planta industrial láctea propiedad de la firma Mastellone Hermanos en la localidad cordobesa de Las Varillas.

La medida de protesta frente a la usina láctea mediterránea fue acordada por integrantes de la Mesa de Enlace de Córdoba y Mesa Nacional De Productores de Leche, y está previsto que por la tarde se sume a la protesta el titular de la Federación Agraria Argentina (FAA), Eduardo Buzzi, quien estuvo reunido junto a sus pares de la Mesa de Enlace con la oposición con el fin de encontrar soluciones a los reclamos del campo en el Congreso.

La decisión de bloquear el ingreso a la planta de La Serenísima en Las Varillas fue acordado en la asamblea realizada el pasado viernes 17 en la ciudad de Córdoba, y tiene como objetivo exhibir el malestar que presenta el sector "por la crítica situación que atraviesan miles de pequeños y medianos productores tamberos".

Las objeciones expresadas por los productores lácteos apunta a la política lechera promovida por el gobierno de Cristina Kirchner, que a su juicio, golpea a través del precio que paga la industria por la leche fluida y los beneficios que recibe los sectores concentrados de la cadena láctea.

Según un informe difundido por Confederaciones Rurales Argentina (CRA), la participación de los tamberos sobre el valor final para un conjunto de productores -que incluye leche en sachet, en polvo, queso cremoso y duro, once potes de yogurt de 100cc- entre mayo de 2007 e igual mes del presente año cayó del 32 al 21 por ciento.

El documento de CRA indicó además a mediados de 2007 los tamberos recibían un precio de 76 centavos por litro de leche fluida, con un precio de leche en sachet de 1,7 pesos, mientras que actualmente cobran 75 centavos, con un precio en las góndolas de 2,99 pesos por sachet.

Así, el informe refirió si bien el productor participaba con un 45% del precio del sachet comercializados en las góndolas en mayo de 2007, en mayo pasado, esta participación cayó a un nivel del 25% en dos años.

Los ruralistas advierten que la política lechera provocó la salida del negocio tambero a un total de 5.000 establecimientos en todo el país, para llegar a contabilizar actualmente un nivel de 11.000 tambos.

Comentá la nota