Tamberías: Repsol terminó los primeros estudios por petróleo

Tamberías: Repsol terminó los primeros estudios por petróleo
El gobernador visitó ayer la zona de Calingasta donde la firma busca indicios de hidrocarburos.
De lejos los camiones parecen normales, pero cuando las aplanadoras que cargan empiezan a hacer vibrar el suelo y a levantar polvo, ya no se ven con los mismos ojos. Se trata de un grupo de cuatro vibradores con los que trabajaba la empresa que busca petróleo en Tamberías, Repsol YPF; y que ayer, con la presencia del gobernador José Luis Gioja, dio por terminadas estas operaciones.

Víctor Pelayes, de Repsol, aclaró que aún no se pueden emitir definiciones de esta etapa exploratoria en Calingasta, ya que tomará al menos 5 meses analizar estos datos recolectados.

"Estamos en el primer período exploratorio de petróleo, este es el segundo año y falta uno más para culminar. Con los datos que teníamos, más lo nuevo, vamos a poder confirmar un modelo geológico del área y recién entonces se podrá determinar si es factible seguir con la exploración o no", dijo Pelayes.

La empresa Repsol YPF ganó la licitación para la exploración y posible explotación de hidrocarburos en el área Tamberías, en Calingasta, en el 2006 (ver aparte), en una provincia de alto riesgo como es San Juan.

Los estudios de 2D que ayer terminaron, mantuvieron trabajando en la zona a 50 personas en forma directa. Incluyeron la colocación de 4.620 estaciones receptoras en puntos estratégicos donde se emitió energía -la vibración- para recibir la información del subsuelo. Esa data viaja a través de un tendido que se coloca sobre el terreno y va a parar a un comando de última generación llamado sismógrafo, que nada tiene que ver con los sismos de la naturaleza, sino que es un aparato específico para esta actividad.

Pelayes contó también que esta información sísmica se registró en 231 kilómetros lineales.

Los cuatro equipos vibradores trabajaron simultáneamente comandados por la orden radial del sismógrafo. Esta información permitirá contar con los datos sísmicos que a partir de ahora serán procesados en un plazo de aproximadamente 5 meses.

Después que está procesada esta información, se la interpretará juntamente con los equipos de geología y geofísicos que estuvieron abocados al estudio del área. "Con todos los datos que que teníamos, los viejos que nosotros reprocesamos, más otros trabajos técnicos de gravimetría y relevamiento geológico, todo se suma para interpretar y corroborar los modelos geológicos que tenemos en la zona", explicó el técnico.

Ayer el gobernador, que estuvo acompañado del intendente de Calingasta Robert Garcés, no paró de darle ánimo al equipo de Repsol que trabaja en Tamberías.

Comentá la nota